Viva Belgrado + Wild Animals @ Moby Dick Club (Madrid) 13-01-2017

cronica viva belgrado madrid moby dick ulises

Sorprendente y grata noticia el llenazo que firmaban el pasado viernes Viva Belgrado en la madrileña Moby Dick. Sorprendente porque no es a priori la propuesta de los cordobeses apta para todos los públicos y grata porque está bien que haya ocasiones como ésta en la que reconozcamos el valor de nuestros grupos aquí y no solo se haga fuera de nuestras fronteras. Viva Belgrado lleva tiempo girando por Europa y creciendo pasito a pasito sobre los escenarios de aquí, con conciertos como aquel que os contamos en el Kasal de Roquetes de Barcelona, del que los propios miembros hablan como de un cierto bautismo. Y si aquella fue su noche de transición a la madurez en la Ciudad Condal la del viernes lo fue en Madrid, donde sus canciones fueron coreadas por la masa y celebradas a base de un pogo tan salvaje que el propio Cándido, cantante y guitarrista del grupo, tuvo que pedir cierta calma.

Llegaban con una obra tan monumental como “Ulises” bajo el brazo, su primer disco desde el fichaje por Aloud Music y un trabajo en el que han estirado a la perfección los extremos. En sus nuevas canciones fluye cada vez mejor su base de contundente post rock instrumental, las partes más screamo y esos fraseados vocales tan personales a través de los cuales nos arrojan dolorosas letras. De igual manera lo hicieron en directo, con un show fluido en el que combinaron su nuevo trabajo con canciones imprescindibles como ‘Báltica’ y ‘De Carne y Flor’, que suenan más abrasivas si cabe dos años después de la publicación de sus versiones de estudio. Tras una hora de brutal intensidad se despidieron y nos dejaron con la sensación de haber quemado todas sus naves sobre el escenario. Sus conciertos son cada vez más una catarsis colectiva que rodea a su público y lo hace partícipe a través de una intensa comunión interior y exterior. No es de extrañar que grupos tan diversos como Toundra o Berri Txarrak los hayan elegido para telonear algunos de sus conciertos más importantes. Son un grupo especial y todos los notamos.

Y si con ellos terminó la noche ésta comenzó con el concierto de Ordesa, dúo en formato acústico del que solo pudimos presenciar el final de su actuación, y con Wild Animals. El grupo madrileño firmaba en 2016 uno de nuestros discos del año, el acelerado y ultramelódico “Basements: Music to Fight Hypocrisy”, y por primera vez teníamos la oportunidad de disfrutar de sus canciones en directo. Con un show enérgico desgranaron casi todos los temas de este debut en largo y su anterior EP haciendo gala de contundente punk rock con esteroides, en la línea de bandas como Descendents. Y a pesar de que el público parecía ya haber tomado posiciones para esperar al grupo principal más que para disfrutar de Wild Animals difícil es resistirse a melodías tan redondas como las que desfilan por ‘The Empire Strikes Back’, ‘Heavy Metal Saved My Life’, ‘Avocado’ o la final ‘Elevator Boy’. Como contó en un momento del concierto Paula desde su batería, conocieron a Viva Belgrado en una de sus constantes giras por Europa, esas que les dan la vida. Se nota.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.