Los Espíritus + Candeleros @ Sala Caracol (Madrid) 17-05-2018

conciertos-mayo-madrid-sound-isidro

Aunque parece que formado mayoritariamente por argentinos, Los Espíritus definitivamente tienen un público detrás en nuestro país. La banda bonaerense giró el pasado año por primera vez por la península dejándonos un sabor de boca inmejorable, y tan solo unos cuantos meses después han vuelto a visitarnos. Su paso por la sala Caracol de Madrid dentro de la programación del actual Sound Isidro fue un nuevo éxito de público, con hordas de fieles bailando sin parar al son de las hipnóticas, psicodélicas e incluso psicotrópicas melodías espirituosas. Son una banda de otro planeta y su directo lleva al límite esa mezcla de blues primitivo y música de raíces que pocos grupos han sabido canalizar de esa manera. Poco dados a lo fácil, sobre el escenario estiran y estiran ritmos entre una constante neblina, con partes a las que ni ellos saben cuándo echar el freno. Bucles de guitarras, frases que se repiten, una línea de bajo que te agarra la sien, percusiones y un constante duelo de guitarras con sus pedales de efectos como extensión vital se van entrelazando atrapándonos en un placentero trance del que es imposible escapar.

Sin temas nuevos que presentar pero con sus tres sobresalientes discos a la espalda volvieron a repasar discografía. Épico fue el recuerdo a su debut homónimo con ‘Jesus Rima con Cruz’, alargada hasta la extenuación, o la más inmediata ‘Noches de Verano’. ‘Negro Chico’ y su estilo canchero o la psicodelia interminable de ‘Vamos a la Luna’ destacaron entre las invitadas a la fiesta de su segundo álbum, “Gratitud”, y el extenso repaso a “Agua Ardiente”, seguramente su disco más completo hasta la fecha, puso la guinda a la noche. Disfrutamos del duelo en el oeste que es ‘La Mirada’, bailamos con el ritmo latino de ‘Jugo’, alzamos el puño en ‘Huracanes’ porque “así de fuertes somos”, y nos despedimos hasta la próxima con ‘La Rueda que Mueve al Mundo’, ese tema que de manera despreocupada se ha convertido en el cierre ideal de sus conciertos.

Con una propuesta similar en el fondo pero más extrema en las formas, Candeleros hicieron las veces de teloneros. Procedentes de Colombia y Venezuela pero afincados en Madrid agitaron la sala con sus ritmos imposibles. Cumbia abrasadora, cha cha chá desenfrenado y una buena ración de psicodelia para hacer lo que tiene que hacer una banda telonera, que no es otra cosa que calentar el ambiente. Cumplieron con nota.

Texto: Iván Díaz
Fotografías: Luis Arteaga

Los Espíritus + Candeleros

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.