Now Reading
Karate @ Mon Live / Primavera en la Ciudad (Madrid) 06-06-2023
Dark Light

sesion-vermu-campaña-everlong

Karate @ Mon Live / Primavera en la Ciudad (Madrid) 06-06-2023

Foto del avatar
karate cronica concierto madrid primavera en la ciudad

Si no había mejor manera de comenzar la primera edición del Primavera en la Ciudad de Madrid que con los conciertos de The War on Drugs y Cloud Nothings no se me ocurre otra más ideal para continuarlo que con la actuación de Karate. Ver al trío de Boston de nuevo subirse a un escenario ya justifica, por sí sola, la existencia de un festival como este. Y aunque estos sí que pasarán por el recinto de Arganda del Rey el viernes, no nos resistimos a acercarnos también a su concierto en la sala Mon, dónde tuvieron algo más de tiempo para repasar una discografía a la que pusieron fin hace nada más y nada menos que 16 años. Para celebrarlo, reunión de ilustres de la escena underground madrileña entre el público, media de edad superando los 40 y más pelo en las barbas que en las cabezas. También sobre el escenario, dónde Geoff Farina, Jeff Goddard y Gavin McCarthy se plantaron sin parafernalia, sin juegos de luces, sin pedales y sin necesidad de cambiar ni una sola vez de instrumentos para dejar claro que la actitud no tiene por qué ser algo impostado.

Karate son capaces de sonar como si tuvieran detrás un metrónomo y a la vez alejarse de lo matemático, abordando sin ambages la visceralidad más pura y haciendo parecer fácil lo difícil. Llevan más de 15 años sin tocar juntos de manera regular y transmiten la sensación de no haber dejado de hacerlo nunca. Despojan al jazz de cualquier ápice de aburrimiento y se acercan al blues sin pecar de masturbatorio virtuosismo. Además, hacen todo ello rodeados de un halo de hardcore, de posthardcore, de indie o de cualquier otra etiqueta de esas que perdieron el sentido hace mucho tiempo pero que un día lo tuvieron. Vaya si lo tuvieron, como todo tiene sentido al escuchar a Karate: la música, la sensación de rodearte de gente para compartir la experiencia del directo y hasta la vida, tan jodida por momentos y tan mágica en otros. Durante la hora y media que duró la actuación tuvimos tiempo de flotar con los ojos cerrados al son de temas como ‘There Are Ghosts’, de mecernos en algo cercano a un baile con las líneas de bajo de ‘If You Can Hold Your Breath’, de fijar la mirada en la batería de McCarthy durante su exhibición en temas como ‘First Release’ y hasta de corear riffs como si de estribillos vocales se trataran en canciones como ‘Sever’. 

Si existiera la perfección hecha música creo que Karate serían, para mí, lo más cercano a ella. Y más después de verles tan de cerca. El viernes repetiremos, no os quepa duda.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top