Now Reading
La Élite @ Trash Can (Madrid) 18-02-2023
Dark Light

La Élite @ Trash Can (Madrid) 18-02-2023

Foto del avatar
conciertos-la-elite-cronica-apretaditos-tour

Desde aquella noche imborrable en la que dieron la campanada en la fiesta de Montgrí, La Élite ha dejado de ser una sorpresa para convertirse en uno de los grupos con más tirón dentro de la escena actual. Así lo demuestran sus últimos conciertos, contándose por sold outs rapidísimos cada una de las fechas de este «Apretaditos Tour». Una gira en la que, desde el título, decidían de manera totalmente consciente renunciar a llenar salas de mayor aforo e incidir en esos reductos donde, cada fin de semana en tu ciudad, habita el underground de verdad.

Una actitud eminentemente punk que ha conectado de primeras con un público pasado de rosca, que compra el discurso del caos que emiten las bases makineras de Nil y las demenciales frases de Diosito. Y es que es imposible resistirse al frenetismo espídico de esas melodías sintetizadas que te mueven solas los pies y que, para cuando te quieres dar cuenta, ya han taladrado tu cabeza y no te las puedes sacar de encima. El espíritu del fracaso y las crónicas de la mala vida nocturna son también un poderoso pegamento del que emanan temas con los que es imposible no sentir afinidad. Ahí están, convertidos en himnos a primera escucha, ‘Contento de Ser Feo’ o una ‘Todos Me Miran Mal’ de alma Oi! y subversiva en su lema del “solo contra todos”.

cronicas-conciertos-punk-la-elite

Guiñando ojo y medio a clásicos como Black Flag, abordaban ‘Sixpack’, para poco después invitar a todo un icono como Ana Curra a subirse a las tablas para versionar la ‘Autosuficiencia’ de Parálisis Permanente, firmando uno de los momentos álgidos de la noche. Todo este material flamígero se mezclaba con gasolina en la Trash Can para desatar los constantes pogos en la pista. Así se celebraban otros temazos de su colección como ‘Nuit Folle’, ‘A 180 con mi Monopatín’, ‘Pintando en un CD’, ‘Otra Vez’ o el nihilismo brutal de ‘Bailando’, que era repetida al final nuevamente en una especie de bises ante la insistencia del público.

No había más repertorio y el directo se había despachado en 45 minutos. Puro veneno, pura adrenalina punk. Sin imposturas ni intención alguna de agradar. Así son La Élite y no tiene ninguna pinta de que vayan a cambiar. Son lo que son y solo te dejan dos opciones: o les amas o les odias.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top