Now Reading
Entrevista con Los Retrovisores
Dark Light

Entrevista con Los Retrovisores

entrevista-los-retrovisores

«Yo creo que gustamos a los puristas pero también a mucha gente para la que a lo mejor somos el primer contacto con un grupo sixtie actual» (Víctor, Los Retrovisores)

El pasado mes de octubre Los Retrovisores publicaban «Sonido Joanic», un segundo disco que venía precedido por dos EPs y en el que vestían de largo una colección de canciones con vocación de singles. Grandes exponentes del soul y el sonido sixtie en nuestro país, los barceloneses rinden homenaje desde el título al barrio en el que viven y en el que han forjado toda su cultura musical.

Para hablar sobre todo ello compartimos en Madrid la mañana del pasado viernes con Víctor y Pere, cantante y guitarrista de la formación respectivamente. A continuación os dejamos el resultado de tan agradable charla.

Publicáis ahora vuestro segundo larga duración después de dos EPs. Yo pensaba que ya os quedabais en ese formato.

Pere: El primer LP lo estuvimos trabajando como un año y medio. Lo grabamos en nuestro local y entonces teníamos tiempo para hacer los arreglos, repetirlos miles de veces, etc. Con los EPs queríamos hacer algo más fresco, más directo, desde la composición hasta ponerlo en el mercado. En ellos además pudimos trabajar con Mike Mariconda, que nos hizo la mezcla en ambos. Era un formato como muy directo, desde que compones hasta que el público lo puede oír pasa muy poco tiempo y las canciones se mantienen muy frescas. De hecho la música de los 60 generalmente funcionaba así, con singles y algunos EPs. Lo normal era que cuando tenías una canción la sacabas al mercado. En esta ocasión la discográfica nos recomendó que sacáramos un LP.

Víctor: Los dos sellos nos dijeron que era interesante animarse con un larga duración. No sé si es más por un tema de promo, porque los medios están más acostumbrados a que la gente saque discos. Lo de los Eps está muy guay porque es un formato muy fresco pero se acaba quedando en tierra de nadie.

Es curioso, nunca lo había visto de esa manera y la verdad es que puede ser así, que desde el lado de la prensa resulta más difícil reseñar un EP de cuatro canciones, del que igual siempre te cuesta encontrar muchas cosas que decir. Aun así el disco os ha quedado cortito de duración y te lo puedes escuchar del tirón un par de veces sin problemas.

Pere: Sí, ha quedado fresco.

Víctor: Al final son como dos EPs y medio (risas). Nosotros tenemos esa manera de componer, de buscar siempre el single y al final cuando haces un largo acaba pareciendo una recopilación de singles.

En cuanto a composición ¿son temas que teníais de antes u os juntasteis a componerlos con el disco en mente?

Víctor: Se hicieron pensando en el disco, sí.

Pere: A veces surgen algunas canciones en cualquier momento pero por lo general sí que decimos «venga, ahora toca currar en el disco», y le empezamos a dedicar más horas. Al final entre el grupo, la promo, lo gráfico, la vestimenta… es mucha faena y tienes que ocuparte en distintos momentos de distintas cosas.

Siendo tanta gente en el grupo ¿cómo os lo montáis para componer y añadir después todos los arreglos?

Pere: Para componer básicamente hay como un triunvirato, que somos Víctor, el bajista Leo y yo. Somos los que más tiempo llevamos en la banda y al resto del grupo les parece bien. También es que ellos tocan en otras bandas y tampoco dedican todo su tiempo a Los Retrovisores. Nosotros llevamos las ideas y en el local de ensayo ya los arreglos dependen de todos, del groove del momento y de lo que cada uno aporte. Incluso en este disco el productor ya vino antes al local a trabajar con nosotros las dinámicas y tal.

Osea que Mariconda se ha involucrado bastante en el disco, no ha sido el típico productor que graba y nada más, ¿no?

Víctor: No, tenemos una relación bastante personal con él. Salimos de fiesta, vamos a conciertos… así que no se lo toma tanto como un trabajo sino que viene al ensayo, se echa unas risas, nos da algunos consejos… De hecho una canción, la de ‘Trovador’, que es una balada, salió un día con él en una barbacoa en casa de mis padres. Al final son cosas naturales y una relación de amistad.

Obligado casi currar con Mike haciendo el tipo de música que hacéis en España ¿no? La mayoría de grupos afines en cuanto a estilo lo tienen detrás como productor.

Víctor: Nosotros estamos muy contentos con su trabajo. Tampoco hemos probado con ningún otro productor.

Pere: Yo con otros grupos sí que he grabado con otra gente pero ya más dentro del indie. Para recuperar este sonido, que es uno de los objetivos que siempre hemos perseguido, el de sacar un sonido muy vintage, Mike domina mucho el tema. Nosotros somos amigos también de los Excitements y Dani, el bajista, nos dijo hace tiempo que tenía que venir a mezclar con ellos y aprovechamos para que nos mezclara también nuestro primer EP. A partir de ahí ya quedamos encantados, tanto con él como con Marc Tena, que es quién tiene el estudio y trabaja habitualmente con Mike. La combinación de los dos es fantástica.

El disco lo habéis titulado “Sonido Joanic” y a mí me ha parecido un término que mola mucho ya no solo como título sino para definir vuestro estilo. Yo cada vez que escribo algo sobre vosotros ya me sale para definiros lo de “sonido Joanic”. Para mí habéis creado una etiqueta (risas).

Víctor: Pues surgió también con Mike medio en broma. Él decía que teníamos un poco de soul, un poco de funk, un poco de garaje, incluso algunas pinceladas de reggae, porque de adolescentes solíamos tocar en bandas de sonido jamaicano, pero que estaba acostumbrado a trabajar en las bandas de soul con músicos que venían de conservatorio y decía que nosotros eramos unos tíos de barrio y de ahí ese sonido propio.

Pere: De hecho de golpe todo cobró mucho sentido porque los retros nos hemos criado alrededor de la plaza de Joanic, en el barrio de Gracia. Allí bebíamos juntos, nos juntábamos para componer, para hacer cosas… era un punto de fiesta dentro de la movida sesentas. Ahí es donde se ha creado nuestro gusto musical, con la gente que venía de fuera y traía sus discos para pinchar. Así que tenía mucho sentido y cuando lo dijo Mike fue como joder, cómo no se nos ha ocurrido antes (risas).

¿Cómo veis el barrio a día de hoy tanto en lo musical como en lo social? Aquí sitios como Malasaña, que siempre han sido zonas donde la contracultura y lo alternativo han estado muy vivos veo que se ha convertido con los años en un centro comercial más, lleno de franquicias, tanto de alimentación como de ropa.

Pere: Gracia está cerca de sobrepasar ese punto de no retorno. Cuando eramos jóvenes era un barrio lleno de casas okupas, muy alternativo. Ahora ya hace un tiempo que se ha puesto un poco más “moderno”, lo que pasa es que el moderneo aún no ha ahogado toda la parte alternativa. Lo que sí que parece que va a ahogar todo es el turismo. El urbanismo del barrio aún condiciona mucho y favorece el tejido social y el contacto de los vecinos pero realmente entre los Youth Hostel, todo el turismo que ya no cabe en el centro de Barcelona, los pisos turísticos… Dentro de poco no nos podremos pagar los alquileres en el barrio y tal vez nos tengamos que ir de nuestra querida Gracia. Al menos aún quedan cosas como el Heliogabal, aunque ha tenido muchos problemas, y algún otro sitio.

Víctor: Ahora han puesto una cafetería con gatos.

¿Cómo?

Víctor: Sí, es un sitio al que vas a tomar algo y está lleno de gatos (risas).

Pere: Tienes que pedir hora y el rollo es que estás ahí y mientras tomas algo puedes acariciar gatos. Parece que en Japón está muy de moda o algo así. Pero vamos, que realmente el barrio ha cambiado mucho y Ada Colau nos gusta bastante pero eso de momento no lo está sabiendo frenar, aunque entendemos que es muy difícil. Si no lo paramos Barcelona acabará siendo una ciudad para guiris, un parque temático.

Volviendo al disco, habéis grabado para él cuatro versiones de temas bastante afines a vuestro sonido. ¿No habéis pensado coger algún tema totalmente ajeno y adaptarlo a vuestro estilo?

Víctor: Bueno, es una idea, de momento no lo hemos hecho nunca. Es verdad que en plan de cachondeo en el local siempre salen cosas (ndr: Víctor y Pere cruzan una risa cómplice). Pero luego tampoco sé si nuestro público más sixtie lo enfocaría bien, aunque nosotros generalmente pasamos de todo en ese sentido.

¿Es muy purista vuestro público?

Víctor: Bueno, al final yo creo que gustamos a los puristas pero también a mucha gente para la que a lo mejor somos el primer contacto con un grupo sixtie actual.

Pere: La verdad es que las versiones vienen marcadas por lo que nos han dado las tablas para tener esos patrones muy claros y poder componer recreando el estilo. Nunca nos habíamos planteado ese ejercicio, aunque sí que hay bandas que lo hacen ¿no?

Sí, por ejemplo lo que ha hecho recientemente Ryan Adams, que coge un disco de Taylor Swift y lo hace suyo, o muchas bandas de jazz, que de pronto llevan cualquier cosa a sus parámetros.

Pere: Sí, sí, pues nos lo apuntamos.

Víctor: Una de New Order o algo así (risas). También hacer estas versiones nos ha enseñado mucho, porque dices «voy a hacer un tema northern soul» y cuando lo tocas y ves los patrones que seguían para componerlo aprendes. Te sirve de escuela para hacer temas propios. Luego ya con las letras ponemos nuestro granito de arena haciéndolas en castellano.

Comentabais antes lo del tipo de público al que llegabais. Haciendo el tipo de música que hacéis ¿notáis conexión con la gente joven?

Víctor: En Barcelona sí. Allí la movida underground ha pasado en quince años de tener unas tribus muy diferenciadas y muy herméticas a que cada persona, seguramente gracias en parte a Internet, se configure su propia tribu urbana y vaya tanto a conciertos de punk, como de soul, de garaje… Al final cada uno confecciona su propia identidad y esta guay porque la gente joven se interesa mucho como público.

Desde luego a día de hoy el tema de las tribus urbanas relacionadas con la música parece mucho menos sectario.

Víctor: Sí, mucho menos. Antes los estilos musicales eran compartimentos totalmente cerrados, encontrabas lo que te gustaba y te metías a tope con ello pero no investigabas otras cosas. Tus amigos escuchaban esa música, llevaban esas pintas… Ahora es mucho más fácil, si tienes curiosidad puedes acceder a un recopilatorio del estilo o a ver las pintas que lleva esa otra tribu.

Siguiendo con la actualidad, ¿cómo veis toda esa reivindicación de figuras como Raphael o el Dúo Dinámico, que de pronto están actuando en grandes festivales “indies” y recogiendo elogios de esos grupos como si su música siempre hubiera sido su máxima influencia?

Pere: Lo de Raphael tiene una parte chunga porque realmente fue el cantante del Régimen. En ese sentido queremos descontextualizarlo totalmente pero en lo musical Raphael es en el fondo el protagonista de la canción italiana, de la balada, de la canción romántica, y temas como ‘Mi Gran Noche’ son grandes canciones que pasan los años y siguen siendo igual de válidas. Son canciones que no mueren y sirven de arquetipo para muchas otras cosas. Nosotros cuando teníamos 16 años buscábamos los singles de Raphael en los que tocaba ska. Siempre buscas los puntos frikis con los que conectar con ellos.

Víctor: Al final yo creo que los grandes festivales cada año tienen que presentar algo novedoso y las bandas se acaban. Love of Lesbian tienen el recorrido que tienen y al final pues Los Chichos van al Primavera, Raphael al Sonorama… no sé.  Nosotros tampoco reivindicamos mucho a Raphael. La única versión que hacemos salió de manera coyuntural porque en Castellón entre canción y canción cantaban el estribillo y al año siguiente, que fuimos a actuar allí de nuevo, la tocamos como regalo (risas).

Pere: Sí, y al final nos la quedamos en el repertorio, pero tampoco es un ejercicio de querer reivindicarlo.

Víctor: Hay otras figuras más olvidadas, como Bruno Lomas o Manolo y Ramón, que sí buscamos más reivindicar.

La sensación que tengo es que hace diez años mucha de la gente que estaba en el Sonorama cantando las canciones de Raphael o del Dúo Dinámico pensaba que aquello era una música un poco casposa.

Pere: Claro, nosotros es que estamos al margen de todo ese ambiente más indie y también de las tendencias.

Y siguiendo con el tema, hace poco pasabais por el programa de televisión “Cachitos de Hierro y Cromo” para hacer una versión de ‘Mi Gran Noche’. ¿Cómo surgió aquello?

Víctor: Pues estábamos actuando en el Cruilla y allí la tocamos porque la gente estaba bastante animada y querían un tema más y justo nos vio el director del programa, que estaba por allí. La escuchó y pensó que le encajaba bien así que nos contactaron y nos lo propusieron. Nosotros habríamos preferido hacer una de Bruno Lomas pero bueno (risas). Ahora ya no nos la podemos sacar de encima (risas).

Ahora os la piden siempre ¿no?

Pere: La mierda es que el público realmente se vuelve muy loco cuando la tocamos, es de las que bailan más.

Víctor: Cuando vamos a una cosa que es muy del estilo, festivales rollo sixtie y tal, no la tocamos (risas). Cuando vamos a sitios así más populares, que la gente a lo mejor no conoce muchos temas nuestros, pues también está bien hacerla para conectar con ellos.

El disco en España lo edita BCore, que no tiene dentro de su catálogo grupos con un sonido muy afín al vuestro. ¿Cómo llegasteis ahí y qué tal el trato con ellos?

Víctor: Bcore siempre se ha interesado mucho por lo que se está haciendo en Barcelona, desde el hardcore y el punk hasta el rollo más pop o indie.

Pere: Primero rompieron una espada por los Brighton 64, que fue el primer grupo así mod que tuvieron.

Víctor: Luego vas a la tienda de Bcore y muchas de las cubetas de discos son de garaje, de grupos sixtie… Empezamos haciendo una coedición, vieron como trabajábamos y al final a cada referencia se han involucrado más.

Pere: Nos cuidan mucho.

¿Y a Soundflat Records, el sello Alemán que lo distribuye en Europa?

Víctor: Lo dirigen dos personas con las que teníamos relación porque yo organizo un festival en Barcelona que se llama Gambeat Weekend y ellos son pinchadiscos bastante reputados dentro de la escena. Los trajimos a pinchar, coincidimos en alguna otra historia y yo ya les fui pasando los trabajos que íbamos sacando. Al principio yo creo que ninguno estaba muy convencido, ni Bcore ni Soundflat, pero al final los dos están contentos (risas).

Pere: Víctor, que es muy hábil en estos temas, fue ahí haciendo farola a uno y otro y al final los dos cayeron (risas).

Imagino que os puede venir bien también para tocar fuera.

Víctor: Sí, hemos hecho ya un par de fechas, una en Italia, en el Festival Beat, y luego en el Ballroom Bash de Colonia, que lo monta la gente de Soundflat.

Debe ser complicado, a nivel logístico, mover a tanta gente para salir de gira.

Pere: Somos un grupo difícil de mover y para un promotor somos caros. Son nueve personas comiendo, durmiendo, cagando… (risas). Y luego hay grupos de cuatro garajeros que te pueden llenar una hora de concierto igual.

Víctor: Pero bueno al final nos ajustamos bastante, porque muchas veces acabamos cobrando como un grupo de cuatro porque nos gusta mucho ir a tocar por ahí. Toca ajustarse y cobrar poco.

Ya para terminar, me gustaría saber dentro de que escena os veis actualmente, porque suelo leer la palabra ye-yé relacionada con vosotros pero igual es un término que, personalmente, asocio a un sonido más ingenuo o más sensiblero que el vuestro, que lo veo algo más “macarra”.

Pere: Sí, nos pasa lo mismo, nuestro sonido es más de calle. A ver, lo que pasa es que el rollo mod es querer siempre ser especial. En Barcelona, dentro del mod, el soul, el reggae y demás llevaban ya mucho tiempo y nosotros, como marca propia, queríamos coger esta vertiente ibérica. El ye-yé era una etiqueta que servía para destacarte dentro de todo esto pero realmente no estamos cómodos con ese espíritu, digamos ñoño. También por eso acabamos un poco inventándonos esta otra etiqueta, que es la de Iberic Soul.

Fotografía: Mireia Borndonada

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top