Entrevista con Camellos: "Tenemos nuestro sentido del humor pero muchos de los temas que tratamos son muy serios"

camellos grupo entrevista

"Nosotros tenemos nuestro sentido del humor pero muchos de los temas que tratamos son muy serios. Verdaderamente nos da por culo una serie de cosas, pero en vez de decirlas con mucha mala hostia las decimos así" (Frankie Ríos, Camellos)

"Embajadores" es el título del primer disco Camellos, un barrio de Madrid y el lugar en el que quedamos hace unas semanas con tres cuartas partes del grupo para charlar sobre sus canciones.

Señoras que bajan a comprar el pan en bata, yonquis que esperan la próxima cunda, jóvenes que huyen de la gentrificación y el elitismo de otras zonas e incluso algún oficinista despistado confluyen en esta zona de Madrid al igual que lo hacen en las canciones de la banda. Quince temas que convierten este debut discográfico editado por Limbo Starr en una bofetada de punk anfetamínico, con cuidadas melodías a dos voces y unas letras que traspasan continuamente los mal llamados límites del humor para llenar de fina ironía nuestros dramas cotidianos.

Buscando información sobre el grupo he visto que tenéis algunos EPs grabados anteriores a la edición de “Embajadores”. Contadnos cómo nació la banda y que ha pasado en el grupo hasta la publicación de vuestro primer larga duración.

Frankie: El grupo empezó hace dos años pero Jorge se unió un poco más tarde. Antes tocaba Lucho, otro amigo nuestro, pero se tuvo que marchar fuera por trabajo. No hubo problema porque por suerte Jorge también era amigo nuestro y también tocaba la batería así que todo guay.

Y en tan solo dos años grabasteis tres Eps.

Frankie: Sí, en nueve meses.

Tommy: Realmente eran más demos que Eps, grabado todo en directo y casi todo en el local.

Frankie: El tercero lo grabamos en los estudios de Delia Records y fue ese el que supuestamente llamó la atención a Limbo Starr y por el que vinieron a vernos en directo y se decidieron a trabajar con nosotros.

He intentado escucharlos pero no hay manera, han desaparecido de la red.

Jorge: Material de coleccionista (risas).

Frankie: Realmente todas las canciones de esas demos están en el disco. Fue todo tan rápido que como nos gustaban esas canciones decidimos volverlas a grabar.

Jorge: La cosa fue que cuando conocimos a Limbo andábamos con el proyecto de grabar cinco canciones nuevas. Hablamos con ellos y le propusimos grabar estas cinco y todas las viejas; les gustó la idea y de ahí salió lo que ahora es el disco.

¿Cambiaron mucho las canciones antiguas a la hora de regrabarlas?

Frankie: Mejoró mucho el sonido y algunas cambiaron un pelín. También estaba ya Jorge, que aportó su estilo. Lo bueno es que ya no las distingues, están todas bien entrelazadas con las nuevas.

Jorge: Claro, alguien que escuche de primeras el disco, sin haber escuchado las viejas antes, no notará diferencia.

¿Cómo surgió la relación con Limbo?

Frankie: Yo para algún concierto escribí al sello y les invité a venir y la respuesta fue graciosa porque dijeron “no podemos ir, pero qué buenas están las canciones”. Lo más fácil es que simplemente no hubieran venido o no hubieran contestado pero nos dijeron eso, y a partir de ahí volvimos a hablar y ya fuimos quedando.

Jorge: Nos pilló en frío porque no pensábamos que un sello cómo Limbo nos propusiera hacer algo, pero tuvimos suerte y salió lo que ahora es “Embajadores”.

Frankie: Es muy guay que surja algo así porque me da la impresión de que hoy en día la apuesta por grupos nuevos es mínima. Habíamos tenido alguna oferta antes pero todo era en plan “sí, sí, lo sacamos pero lo pagas tú”. Al final esa relación no la entiendo, lo que nos interesa si estamos en un sello es que trabajemos juntos.

Jorge: Hay muchos sellos con muy poca financiación que se buscan las castañas cómo pueden y van ayudando a grupos a sacar material pero claro, te pueden ayudar en mayor o menor medida dependiendo del poder adquisitivo que tengan.

Frankie: Lo que ocurre es que hay sellos medianos y grandes que intentan hacer esa jugada, que te dicen “dame el disco ya grabado y producido y yo luego le pongo el sello”. Es a lo que me refería. Te lo venden como que te vas a aprovechar de que tu disco salga bajo su sello y bueno, tal vez es así, pero creo que el trabajo debería ser por ambas partes.

Es algo habitual y que ocurre también con el periodismo musical; medios que ingresan mucho dinero en publicidad pero que no pagan las colaboraciones porque consideran que ya te estás beneficiando de que tu firma salga en su publicación.

Jorge: Sí, parece que es la manera de pagarte.

Frankie: El quinto Camellos, J, que aunque no toque en el grupo es quien hace todo el arte gráfico, es periodista, y se sabe de estas unas cuantas.

Siguiendo con el tema del sello, creo que hay una idea un tanto equivocada de la necesidad de tener o no uno hoy en día. A nosotros lo que nos viene de una discográfica que sigue una línea que respetamos, cómo puede ser Limbo, Bcore o muchas otras, ya nos supone no tener que pasar un primer filtro. Supongo que eso ocurrirá igualmente en medios más grandes, que recibirán toneladas de nuevas bandas al mes.

Frankie: Yo veo que hoy en día le está funcionando a gente del rap, o del trap, cocinarselo ellos mismos, hacer las canciones, los vídeos y subirlos a internet. Pero bueno, realmente a la mayoría de gente no le funciona. En el rock, el pop o el punk es muy complicado.

Jorge: Yo iba a ir justo por ahí; creo que depende mucho del estilo y el mundo que rodea a ese estilo musical. En géneros como el rock y el pop olvidate, y si eres bueno y estás autoeditado no te preocupes que en cuatro días te echarán el guante y el autoeditado se acabó (risas).

Frankie: Hombre hay gente que insiste en llevar todo por su cuenta, pero es que requiere una cantidad de tiempo increíble. A lo mejor para hacer una mini gira de cinco fechas igual tienes que tirarte diez o doce horas delante del ordenador, mandando mails, buscando contactos, llamando por teléfono…

Volviendo al disco, lo habéis titulado “Embajadores”, hoy hemos quedado en la zona de Embajadores… imagino que el nombre viene del barrio.

Frankie: Sí, totalmente. Bueno también nos hace gracia la bromita; lo ha dicho Fer alguna vez, que puede parecer algo arrogante o presuntuoso, como que somos embajadores de algo, pero ya ves tú… Al igual que el nombre de la banda, que también puede ser como una broma, o al menos un guiño.

Jorge: Sí que es verdad que ya varias personas nos han preguntado si era por el barrio o por otra cosa. Realmente todo gira en torno a esta zona, todos menos yo viven por aquí, ensayamos aquí, hacemos mucha vida en este barrio… La foto de portada también fue tirada aquí al lado.

Una imagen, la de portada, que igual también define parte del barrio, con ese rollo un poco canalla, de busca vidas.

Frankie: Hombre, antiguamente era un barrio más jodido. Ahora puedes tener algún susto, pero cómo en todos lados. A mí lo que me resulta más representativo de esta zona es que divide un poco una parte de Madrid más de barrio de lo que es el centro.

Me gusta el sonido del disco porque se sale un poco de lo habitual dentro de vuestro estilo. Tiene un sonido muy limpio, las voces me da la sensación de que no están nada tratadas, algo que tampoco es muy habitual a día de hoy. No sé si fue muy premeditado.

Frankie: Sí que lo fue. Está todo grabado en directo salvo las voces, que queríamos que sonasen bien, sin ningún tipo de cosa artificial. En general está todo bastante poco tratado, no tiene nada de postproducción. La intención era que fuera bastante fiel a lo que somos en directo, aunque luego sobre el escenario somos bastante enérgicos.

Jorge: Yo creo que es un fiasco para una banda que te digan que el disco suena muy bien pero que en directo no lo suena tanto… A mí me dolería. Ya las demos que grabamos nos gustaban porque eran bastante crudas y pensamos que el hecho de añadirle calidad de sonido a lo que íbamos a grabar no tenía que convertirlo en una superproducción. Lo grabamos en estudios Brazil, con Javier Ortiz.

Frankie: Javier también es un poco “ultra” en cuanto a no producir las cosas mucho. Él siempre da la opción, pero a él también le gustaba así.

Jorge: Nos pilló el rollo muy rápido y salimos contentísimos con el resultado.

Frankie: Todo muy seco. Seguramente muchas veces se endulza el sonido de los discos demasiado y por eso escuchamos que en directo algún grupo suena "mucho más bestia”. Claro, es que en el disco es todo terciopelo (risas).

Nosotros os vimos en directo en Moby Dick, cuando presentasteis el disco junto a Disciplina Atlántico, y ahí fue donde terminasteis de conquistarnos. Efectivamente me parecisteis una banda muy enérgica y no sé si tocasteis todo el disco pero desde luego lo hicisteis sin parar.

Jorge: Tocamos todo el disco, alguna versión y una nueva que tenemos por ahí. Y sí, es una manera de plantearnos el directo que tenemos desde el principio. No nos haría ningún favor a nosotros mismos hacer un concierto con muchos espacios vacíos. Preferimos hacerlo así, una detrás de otra y soltarlas todas del tirón.

Frankie: Además tenemos un sentido del humor un poco peculiar y es mejor hablar poco entre canciones (risas). Alguna vez nos ha pasado, hacer alguna broma y ver las caras de la gente cómo mirando una pared (risas).

¿Cómo recordáis vosotros el concierto? Vi al público muy entregado desde el primer momento, bailando y coreando las canciones.

Jorge: Nos fuimos todos muy contentos. Teníamos muchas ganas, porque era la primera vez que tocábamos ya con el disco fuera y salió la noche muy a pedir de boca.

Tenemos que hablar también de las letras, otro de vuestros puntos fuertes. Están llenas de sentido del humor y de una ironía muy cuidada, o al menos a mí me lo parece. ¿Las escribe todas alguno de vosotros?

Jorge: Son cosa de los cuatro 100%. Hay un hilo conductor y vamos soltando ideas. Tenemos una libreta mágica y ahí vamos apuntando lo que se nos ocurre (risas).

Frankie: También cuidamos mucho la melodía. A veces en el punk se da más importancia a mandar un mensaje que a cómo mandarlo. Y en cuanto a las letras, escribimos lo que se nos va ocurriendo y luego revisamos y lo que vemos que está pasadísimo de rosca lo quitamos (risas).  

Jorge: O cosas que igual no va a entender nadie. De hecho hay cosas en el disco que nos gusta dejar un poco a libre interpretación de cada uno, aunque en el fondo haya sido una cosa que nos ha pasado a nosotros.

Frankie: También hay una cosa que decimos mucho y tenemos que seguir insistiendo en ella, y es que nosotros tenemos nuestro sentido del humor pero muchos de los temas que tratamos son muy serios. Verdaderamente nos da por culo una serie de cosas pero en vez de decirlas con mucha mala hostia las decimos así.

Desde luego las letras tienen un poso crítico. También veo que criticáis cierta escena o cierta pose pero siempre asumiendo que sois, y somos, un poco partícipes de ello. El Wurli, los tatuajes, las redes sociales, Instagram...

Frankie: Totalmente, pero está bien que se diga. Parece que como nos toca a todos nos da vergüenza decirlo.

Jorge: Eso es, parece que las críticas siempre se hacen desde fuera pero no se reconoce que esto es lo que hay y nuestro entorno está metido en ello.

Frankie: En “Très Bien” por ejemplo, lo que nos hacía gracia, es que hay gente que tiene muchos problemas en su vida y que cuando entra en internet parece que se le olvidan todos.

Jorge: Y también al revés. Hay gente a la que le va bien la vida y en internet ves sus redes y parece un drama constante. Pero bueno, en general era por ponerle cara a este tema de “ser alguien en Internet”.

Siguiendo con las letras, me venían a la cabeza grupos como Siniestro Total, bandas que siempre han utilizado un humor o una ironía en sus canciones pero sin dar el salto a convertirse directamente en una banda "cómica". A día de hoy no encuentro demasiadas bandas de este tipo, tal vez Perro.

Frankie: A lo mejor hay bandas que les da un poco de miedo que les puedan tomar a broma por tener sentido del humor. Nosotros no nos consideramos un grupo de coña, de los que pueden tocar en un festival como el Mundo Idiota, que eso está muy bien también, desde luego, pero no es nuestra intención.

¿Pero os ha pasado que alguien os etiquete dentro de esos ámbitos?

Frankie: Por suerte no.

Jorge: Somos imbéciles pero hasta cierto punto (risas). No queremos pasar esa línea y nunca haríamos una canción que la sobrepasara. Pero bueno, cada uno que haga la música y la letra que quiera. Nosotros intentamos dejar claro dónde queremos estar y que Camellos no es un grupo de broma (risas).

En cuanto a escena musical, ¿os veis dentro de alguna en concreto? ¿tal vez de esta efervescencia garajera de los últimos años?

Frankie: No mucho la verdad, pero entiendo la asociación. Nosotros, por ejemplo, compartimos local con Los Nastys pero tampoco veo mucha relación entre nuestras canciones más allá de cosas como el tempo o algunas melodías. Pero bueno, no es algo que nos moleste.

Jorge: A nada que te pongas a tocar música te van a meter en algún saco porque es fácil tener similitudes con algo anterior.

Hicisteis ya unos cuantos conciertos presentando el disco pero ahora en verano no tenéis mucha actividad. ¿Cuándo volvéis a la carretera?

Jorge: Tenemos una fecha ya cerrada aunque todavía no se ha anunciado, y luego después de verano ya se están cerrando muchas cosas.

Frankie: Estamos muy contentos, hay un montón de cosas programadas.

En verano si no estás en los festivales parece difícil tocar.

Jorge: Sí, en Madrid todo el verano son fechas muy críticas.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.