Now Reading
Entrevista con Biscuit: más de 20 años de homónimo rock’n’roll
Dark Light

Entrevista con Biscuit: más de 20 años de homónimo rock’n’roll

entrevista xavi biscuit

entrevista xavi biscuit

«En los 80, cuando yo empecé, no había tanto nivel. Tú veías a un grupo español teloneando a uno de fuera y los de fuera se los comían el 90% de las veces. Ahora no es así, aquí hay un nivel a la altura de cualquier país europeo pero parece que el público se ha quedado con la idea esa.» (Xavi Cardona, Biscuit)

Después de más de veinte años de carrera Biscuit siguen con la fuerza y el empuje de unos primerizos. Acaban de publicar «S/T», un disco homónimo donde se muestran más concisos, crudos y directos que nunca y con el que nos brindan un buen puñado de potenciales singles que tiene como culmen la final ‘Goodbye Again Or’, ese jovial tema que sirvió de adelanto del disco.

Para charlar sobre todo ello estuvimos la semana pasada en Madrid con Xavi Cardona, cantante y guitarrista del grupo de Vilanova, al que abordamos antes de su paso por la radiofónica Carne Cruda.

Aquí os dejamos el resultado de la conversación:

Lanzasteis como adelanto del disco ‘Goodbye Again Or’, un tema sorprendente y que se sale de la línea que habéis seguido siempre, incluso de la del propio disco. ¿Ganas de descolocar al personal?

Pues seguramente es la canción que en aquel momento más nos gustaba, porque además prácticamente la hicimos en el estudio y era la más nueva. Pero sí, también la lanzamos un poco con la intención de despistar, hay que decirlo.

De hecho lo hablábamos el otro día entre nosotros, que últimamente parece que los adelantos van un poco con esa intención de despistar y llamar la atención del oyente.

Sí, también queríamos darle algo más de relevancia porque en el disco es la última.

La sacasteis además con su correspondiente cara B, ‘Phil’s Song’, un tema muy rockero y muy chulo que luego se quedó fuera del disco. ¿Tenéis pensado editarlas por separado de alguna manera? Un 7” con las dos sería ideal.

La verdad que sí, sería interesante pero de momento no hay nada previsto. Si sale la oportunidad lo haremos, desde luego.

Parece muy claro, con su cara A y cara B, una más cañera, otra más divertida…

También meter ‘Phil’s Song’ como cara B fue como dar la pista de que a pesar de ‘Goodbye Again Or’ el disco también iba a ir por esa parte más cañera.

¿Y por qué se quedó ésta fuera del disco?

Pues básicamente porque nos pareció, tanto esta como otra que tenemos, que eran las que tal vez desentonaban un poco. De todas formas fue sobre todo cosa de Santi García, el productor, que hizo las mezclas por su cuenta y cuando nos enseñó el orden que había montado, con esas dos canciones fuera y con ‘Goodbye Again Or’ cortada, porque tenía una intro de dos o tres minutos, nos gustó como quedaba todo y decidimos dejarlo así.

La verdad es que queda muy redondo el disco, con sus 30 minutos justos.

Exacto, también la idea era hacer algo muy conciso en general.

También lo es el título del disco. Siempre parece que cuando un nuevo álbum se titula con el nombre del grupo supone un punto y aparte o de inflexión. ¿Es así en este caso?

Bueno, el punto de inflexión seguramente lo será porque al poco de grabar el disco entró un nuevo miembro, David, y hay ganas de hacer cosas distintas o que se han ido quedando en el tintero. Ya veremos. Pero en todo caso lo del título fue también en esa línea de dejarlo todo en lo mínimo, muy conciso. Otras veces metíamos unos créditos con agradecimientos hasta a nuestras tías y abuelas (risas). Esta vez no hemos hecho nada de eso, todo muy directo.

Ya que comentabas lo de David, es curioso que ahora, cuando habéis publicado el que creo que es vuestro disco más crudo guitarrero, habéis metido un miembro para los directos que va a aportar teclados.

La verdad que sí. Lo de incorporar un quinto miembro, que no solo es teclista, porque también toca la guitarra, canta… hacía mucho tiempo que lo comentábamos pero nunca dimos el paso. En esta ocasión fue porque en nuestro pueblo, una noche de copas, nos encontramos a David, que tocaban siempre en veinte grupos y de pronto se había quedado sin ninguno, así que se vino con nosotros. En el disco hay un par de temas que van con teclados y algunos antiguos que los tenían ya también los tocaremos. Luego otros los hemos adaptado para incorporarlos en directo.

Leyendo algunas reseñas del disco me llama la atención de que se habla mucho de power pop, y no termino yo de encontrarlo en este disco. Tal vez sí en temas anteriores como ‘Aralsk’ pero no tanto en “S/T”.

Estoy de acuerdo contigo. Yo creo que este disco es precisamente el menos power pop que hemos hecho lo que pasa que bueno, te cuelgan el San Benito y ya es difícil quitártelo (risas). A mí es una etiqueta que me gusta mucho, es pop con fuerza, pero luego el estilo en sí que se ha asociado con esa etiqueta… No creo que nosotros seamos un grupo de power pop. Igual lo somos más por concepto que por estilo.

Seguramente sea este vuestro disco más rockero y tal vez incluso más punk.

Sí, lo que pasa es que eso de “más punk” lo dijo mi hermano en una entrevista y han salido reseñas por ahí hablando de un disco de punk, pero yo tampoco termino de verlo. Igual es el disco que más influencias incorpora en ese sentido, eso sí.

Al final la inmediatez se asocia mucho con el punk.

Sí, es lógico, pero tampoco creo que se pueda decir que es un disco punk.

Antes de «S/T» publicasteis el recopilatorio “20 Years, A Million Beers & A Lotta Nerve” con el sello australiano Off the Hip. Investigando esta conexión con Australia solo la encuentro en Johnny Casino, con quien habéis compartido escenario varias veces.

Sí, vino por él. A Johnny lo conocimos hace tres o cuatro años en un festival, que tocamos con él y fue amor a primera vista. Nos llevamos de puta madre y a través de él surgió lo del disco.

¿Y cómo se montó el recopilatorio? ¿Os dejaron libertad para escoger vosotros los temas o lo hicieron ellos?

Nos dieron total libertad. Cuando salió el recopilatorio el disco ya lo teníamos grabado pero como el sello estaba sacando bastantes cosas decidimos dejarlo para más adelante.

¿Y qué os ha supuesto el recopilatorio?

Bueno, ha supuesto cosas sobre todo a nivel internacional, gente que te escribe desde redes sociales, radios de América, de Alemania, Inglaterra… La verdad que ha tenido una recepción bastante buena.

Salir a tocar fuera ¿lo habéis planteado a raíz de esto? Igual visitar Australia…

Imagínate, no hemos salido nunca y la primera nos vamos a Australia (risas). La idea es hacer algo lo que pasa es que está complicado porque Johnny ahora no está viviendo allí. Vamos a tener que esperar a que saque disco él y nos vamos para allí juntos (risas).

Leí en vuestro Facebook una entrada muy buena, en la que comentabais que «si el tono de las críticas del disco se reflejase en las ventas o, aún mejor, en la asistencia de público a los conciertos (que ya sabemos que no es el caso), todo indicaría que lo vamos a petar muy fuerte”.

(Risas) La verdad es que siempre hemos tenido, en general, muy buenas críticas. Luego eso no he visto que se refleje ni en ventas ni en conciertos. Esta vez la diferencia es que tenemos a Eneida detrás moviendo las cosas y ya veremos, ojalá esta vez sí lo notemos.

La verdad es que me pareció un comentario muy sincero y muy representativo de cómo está el panorama. Ahora con las redes sociales todo el mundo rápidamente despacha halagos pero luego a la gente parece que le cuesta moverse para ir a un concierto.

Eso es lo que me extraña a mí, que esa gente que te hace esas críticas, que a veces nos dan incluso un poco de vergüenza por lo bien que nos ponen, luego no aparecen por ningún lado. Además nosotros empezamos a hacer discos para tener la excusa de salir a tocar en directo. Aunque disfrutamos haciéndolos lo que nos interesa es tocar y es para ello para lo que estamos aquí.

¿Allí en Barcelona, al jugar en casa, veis que responda mejor la gente?

Pues no te creas. De hecho yo conozco promotores que ya no programan rock’n’roll en Barcelona directamente, porque la gente no va. Hombre, por ejemplo vienen los Hellacopters y petan la Apolo y a mí me gustan mucho pero hay grupos en España que están a la altura de los Hellacopters y vienen a tocar a Barcelona y van diez personas.

Al final lo de fuera nos lo zampamos siempre sin problemas. A mí me sorprendió hace poco el revuelo creado por Ty Segall, con sold out por todos lados y la gente flipando.

Yo creo que en este sentido aún hay un poco de complejo entre los grupos españoles. En los 80, cuando yo empecé, sí que era lógico, las grabaciones eran peores, los grupos tocaban mucho menos, no salían fuera… No había tanto nivel. Tú veías a un grupo español teloneando a uno de fuera y los de fuera se los comían el 90% de las veces. Ahora no es así, aquí hay un nivel a la altura de cualquier país europeo pero parece que el público se ha quedado con la idea esa.

De Barcelona hace poco conocíamos la noticia del Music Hall y su paso a programar flamenco para turistas y también la cantidad de problemas que está teniendo el Heliogabal para seguir programando música.

Sí, parecía que con el nuevo ayuntamiento la cosa debería ir en la otra dirección pero la verdad que de momento no se está notando. Ya veremos qué pasa, el Heliogabal es un sitio fundamental. Ahora se han puesto muy de moda en la ciudad los conciertos acústicos, también por todas estas limitaciones que están poniendo a las salas y locales, y la verdad es que en general el tipo de música que hacemos nosotros está jodido.

Por el resto de España tenéis ahora un buen puñado de fechas confirmadas también, además con grupos amigos como Pow Pow Pows

Sí, la verdad que pinta bien. Adolfo de los Pow nos está ayudando mucho preparando parte de estos conciertos y la verdad que hay muy buen rollo con ellos.

También compañeros de sello como Aliment en La Castanya.  ¿Qué tal la relación con el sello después de estos dos discos?

Muy bien, hace muchos años que nos conocemos y se lo curran mucho dentro de las posibilidades que da un sello pequeño.

Últimamente están programando conciertos muy interesantes, trayendo de fuera grupos como Ultimate Painting o Boogarins, que tal vez ahora no son muy conocidos pero que igual en unos años te los encuentras tocando en el Primavera y pegando el pelotazo.

Hablando de eso y de lo que comentábamos antes, de que la gente no va demasiado a conciertos, creo que algunos festivales en ese sentido han hecho bastante daño porque la gente se gasta la pasta en dos al año y ahí amortiza todo lo que tiene que ver.

O incluso en un concierto, porque ahora viene Springsteen y la gente se vuelve loca y paga un dineral por sus entradas.

La sensación que tenemos es que la gente arriesga muy poco, van a tiro seguro. También el hecho de que en ciudades grandes haya dos o tres conciertos interesantes cada semana es muy bueno pero también a la vez malo porque tal vez no hay público para tanto concierto.

Para acabar, después de veinte años de carrera ¿cómo veis que haya cambiado el panorama musical?

Bueno, pues como te comentaba antes, el nivel de los grupos ha subido muchísimo. Y luego a nivel personal pues que somos más viejos (risas).

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top