Entrevista con Betunizer

entrevista-marcos-betunizer

"El sonido de "Enciende tu Lomo" es más oscuro, más cerdo… Digamos que es el que más se parece al primero. Los dos discos de en medio son más limpitos para lo que es Betunizer." (Marcos Junquera, Betunizer)

Siempre es dificil encarar una entrevista cuando un artista lleva varios días de promo contestando continuamente las mismas cuestiones. Como periodista piensas que tienes que hacerle una serie de preguntas de rigor porque quien lea tu medio tal vez quiera encontrarlas en él, como apasionado de la música lo que te apetece es mantener una charla interesante y, con el grupo y su nuevo disco presentes, ir hacia donde te lleve la conversación. Esto es lo que nos ocurrió la semana pasada con Marcos Junquera de Betunizer. Gracias a la buena predisposición del batería del grupo valenciano decidimos dejar la libreta a un lado y acabamos teniendo una charla de más de una hora de la que hemos extraído en el siguiente texto aquello que nos ha parecido más interesante. Esperamos que para vosotros también lo sea.

Estábamos comentando antes de empezar que Betunizer es una banda totalmente inclasificable y que seguramente no deje indiferente a nadie, ¿tú como os definiríais?

Es una banda que no tiene muchos referentes claros y nos pasa un poco lo mismo que a la gente con la que somos más afines musicalmente. Bandas como Rosvita, Za!, Picore… que les puedes meter en lo que es el noise rock pero cada uno tira para un lado. Rosvita es más electrónica, Cuchillo de Fuego tira un poco al rollo Jesus Lizard pero no está del todo definido. Digamos que hacemos rock.

¿No tenéis ningún referente como banda para poner las cosas en común? ¿Componéis los tres?

Sí. Nadie trae nada al local. Tenemos como un ordenador en el local, tocamos, lo dejamos grabando y luego vamos viendo. Lo que suele ocurrir es que casi todo es una mierda pero hay algo que suena bien y a partir de ahí vamos ordenando. Por eso tampoco podemos hablar mucho de referentes. Pablo viene un poco más del metal, de bandas como Today is the Day o Neurosis y luego Jose y yo igual si tenemos más afinidad, con el indie de los 90 como referente, Sonic Youth, Pavement… Luego yo también he oído toneladas de jazz aunque no sé tocarlo para nada, y Jose escucha también mucha música latina.

Pues no se refleja por ningún lado, y mira que ahora está un poco de moda el rollo latino ¿no?

Pero no es el tropicalismo este de ahora, es más cosas tirando a la salsa. A Jose si lo ves pinchar pone mucho boogaloo y cosas así, pero tampoco estamos muy metidos en la historia.

Además ahora con internet está todo muy accesible. ¿Cómo veis este buffet libre en el que se ha convertido la música? Últimamente parece que ya nadie se traga un disco entero y la respuesta parece que está en los conciertos más que en las ventas de discos. A pesar de ello vosotros lleváis también un buen ritmo de publicación de discos.

Nosotros tuvimos un click con el primer disco. Todos teníamos más o menos curros flexibles y organizados para poder compaginarlo y al final nos metimos tanto en el rollo que seguimos adelante, la actividad fue creciendo y ahora vivimos, no de la banda, pero sí de la música. Jose toca en tres grupos más un proyecto en solitario, yo toco con Alberto Montero, soy tour manager y hago cosas de producción, Peiró tiene su estudio de grabación… Para nosotros esto es ya el día a día y no podemos tampoco frenar, nuestra vida es esto.

La impresión es que si esos discos hubieran salido hace veinte años se habría disfrutado mucho más y ahora, al haber tanta música accesible vamos cogiendo solo “un poquito de”.

Es que los choques generacionales son tan constantes… La visión que puede tener mi novia, que tiene 24 años, y la que tengo yo es totalmente diferente. Ella me habla mucho de eso, de que con Internet aunque haya cosas muy buenas todo va muy rápido. Ella ha aprendido a utilizar un teclado como por ciencia infusa y yo fui a clases de mecanografía. La única realidad que han conocido es la de Internet y bueno, pues tiene cosas buenas y cosas malas. Pero sí, todo va muy rápido, y hace unos meses estaba de moda Mac DeMarco y ahora lo está no sé quién. Yo estoy en casa, está sonando algo en Spotify que de pronto me gusta y resulta que es una lista que está seleccionándote canciones por tus gustos y tienes que mirar qué está sonando porque ni lo sabes.

Al final los que tenemos, por edad, otra forma de escuchar música también podemos utilizar esa herramienta de otra manera, escuchando los discos completos y dedicándole tiempo a cada uno de ellos.

Claro, pero para la gente joven es flipante. No pueden ver las cosas como nosotros porque directamente ni las han vivido. Se quiere abarcar todo y es hasta agobiante, además de que les cuesta mucho tener referentes. No tienen una banda generacional como puede ser Nirvana o Fugazi.

También ocurre con los periodistas, que en su día era mucho más fácil que generaran estos referentes pero ahora por mucho que te recomienden un disco o te digan que algo es lo que hay que escuchar tenemos acceso a tanta música que es más difícil dejarte influenciar.

Hombre luego siempre hay trucos. Yo me acuerdo, por ejemplo, de “el renacer de PJ Harvey” con “Let the England Shake”. No puede ser que todas las revistas generalistas del mundo occidental de repente por ciencia infusa se pongan de acuerdo para decir que ha sido el disco del año. Lo siento mucho tío, pero no me lo creo. Todos sabemos que habrá habido una presión por parte de la compañía o por parte de quién sea. Y a mí me gusta el disco, no te voy a decir que no, pero no me lo creo. Lo mismo con Nick Cave.

¿Crees que pasa también a nivel nacional con las listas?

Hombre las listas sí que hacen mucho y sí que generan opinión. Un grupo que esté en los puestos altos de listas como la de Rockdelux sí que puede ir para arriba.

La semana pasada celebrasteis en Valencia el Festunizer, donde presentasteis junto a unas cuantas bandas amigas “Enciende tu Lomo”. ¿Qué tal fue?

Muy bien, muy bien. Una fiesta de amigos. Eso también me hace mucha gracia, que mira como es la industria que ya te preguntan qué tal fue el “festival”. No es un festival, es como una broma pero al final ya tú mismo tienes lo del festival tan interiorizado que en el nombre te sale lo de Festunizer. No tiene vocación de crecer, ni de hacer dinero. Es una fiesta, deberíamos llamarlo Fiestunizer (risas).

Desde luego lo que parece es que estáis un poco al margen de todo, con propuestas propias. Estáis en BCore pero también podríais estar en otro sello y seguiríais siendo Betunizer.

Sí, el tema es que con BCore mi relación viene de muy atrás. Yo he tocado en el 2000 con músicos que estaban en bandas de BCore, era el como el promotor “oficial” de BCore en Valencia cuando era un crío… Para mí era muy natural sacar nuestros discos con ellos.

También está en el sello Alberto Montero, con quién tocas la batería ¿no?

Sí, se lo pasé a Jordi y le di la tabarra con él.

¿En Valencia ha habido algún sello independiente relevante?

Estaban los que sacaban los tributos a Zappa, Hall of Fame. Locomotive también y para mí Greyhead, un sello super underground que ha sacado música muy interesante, el primer Lp de Negro, los discos de Shake o el primero de Alberto Montero.

Yo me acuerdo de la Explosión Naranja en su momento, que intentaron agrupar bandas de una forma un poco rara y al principio parecía que podría cuadrar y todo.

Pero eso siempre ha pasado en Valencia. Yo me acuerdo que venía de vivir de Zaragoza, que allí sí hubo una verdadera explosión indie en los 90, rollo Gijón, y cuando llegué allí y vi eso… Pero bueno es que Valencia, quitando el garaje, tampoco ha tenido muchas escenas con una afinidad estilística. Hay muchas bandas y nos conocemos todos pero en cuanto a estilo no tenemos mucho que ver. Tienes a Negro, Antiguo Régimen Teletexto, Césped de Verdad, Cigüeña, a Jupiter Lion, luego gente de Cuello que está haciendo un rollo Weezer son gente que viene del crust, gente de Zanussi directamente. El batería de Cuello es el batería de Zanussi, banda mítica de crust.

Pues quién lo diría. Nosotros somos más de Cuello que de Zanussi.

Bueno Zanussi es una banda muy mítica, que te vas por ahí por Europa y te hablan de ellos. Te vas a Singapur y la gente los conoce dentro de la escena crust. En Australia también. Es muy de culto.

Además de cuando no funcionaba internet de esta manera que comentábamos...

Claro igual es eso, que el acceso a la información era más restringido y si algo llegaba físicamente llegaba bien.

Sí, ahora que todo llega muy fácil parece que como no vayas a tocar a los sitios no vendes discos. El “negocio” es tocar ¿no?

Mira nosotros hemos vendido todas las primeras ediciones de nuestros discos porque si hemos hecho 300 conciertos con cada uno y vendes una media de 5 copias en cada bolo pues ya son 1500 copias. Ahí tienes la venta de nuestros LPs.

entrevista betunizer

Hablemos un poco del disco. En este habéis incluido un tema que se llama ‘Nicho Vegas’, ya teníais uno anterior que era ‘Imagina que matas a J’ pero parece que la provocación se queda en los títulos porque luego la letra no tiene nada que ver.

Claro, eso es una mongolada. Lo de Nicho Vegas es que no sabría decirte ni de donde sale.

De todas maneras, cuando ponéis el nombre sois conscientes de que os lo van a preguntar hasta aburrir ¿no?

Nosotros nos partimos el culo porque cuando pusimos lo de ‘Imagina que matas a J’, que era una anécdota de un día que íbamos por Granada y es una chorrada, que además a Jose y a mí nos gustan Los Planetas, nos tiramos tres años oyendo preguntas sobre eso. Así que ya sabíamos que ahora con Nacho Vegas iba a ser lo mismo, que nos viene a preguntar la peña como si nosotros tuviéramos algo contra Nacho Vegas. Es una tontada, sin más.

Pero además es que parece que la gente intenta buscar un mensaje encriptado en la letra.

Con lo de J hubo debates. Nos llegaron debates de Internet en los que se decía que era evidente que Betunizer odian a J. ¡Decían que era evidente! La peña explicándonos a nosotros nuestras propias letras.

Y sin querer entrar en polémica y por curiosidad, ¿qué opinión os merecen Los Planetas y Nacho Vegas, en solitario y con Manta Ray?

Me dan exactamente igual. A mí el primer disco de Los Planetas me parece una maravilla, el “Pop” también, y los escuché mucho cuando era un crío. Y de Manta Ray soy fanático, el primero me parece la hostia y todo lo demás me gustó también. Yo soy colega de Jose Luis, de hecho. Y Nacho, pues yo que sé, ni le conozco. La coña empezó yo creo que con unos carteles que hicimos para una gira por Asturias, que en cada ciudad poníamos la cara de alguien representativo de allí. Pusimos a Tino Casal en Oviedo y en Gijón pusimos a Nacho Vegas y fue el poster que más gracia nos hizo. Luego fuimos a tocar y vinieron tres personas. Ahora hemos hecho las camisetas con Camilo José Cela y ¿qué opinión me merece Cela? pues ninguna en especial. Al final lo que me puede hacer mucha gracia, sobre todo estando en una banda que funciona como la nuestra, es ver ciertas actitudes que la gente tiene con Los Planetas.

Lo que vemos es que ahora los festivales españoles tienen como cabezas de cartel por un lado a todos estos grupos como Lori Meyers, Supersubmarina o Izal y por otro a bandas como Los Planetas o Nacho Vegas, que son gente que viene de los 90 y que creo que hace cosas mucho más interesantes aún a día de hoy.

Es que no es lo mismo, creo yo. No creo que sean lo mismo una banda como Izal y una como Los Planetas. Antes me preguntaban en Radio 3 por el indie y yo veo a un grupo como Supersubmarina y es que no creo que eso sea el indie, entendido este como sinónimo de independiente. Son un grupo que ahora mismo igual mueve a la gente que podría mover Amaral o Fito y los Fitipaldis.

Pero al final medios como Radio 3 lo que apoyan es esto, cuando a lo mejor tendría que dar cabida a grupos más pequeños que sí que necesitan más apoyos.

En los 90 lo indie era lo secundario frente a gente que venía con una inercia muy gorda de los 80 pero es que ahora los que vienen con la inercia de los 90 son bandas con un estilo más de esos años y hay una industria generada muy grande. No estamos hablando de grupos como Standstill, que meten a no sé... 500-1000 personas, estamos hablando de que en el Festival de las Arts, allí en Valencia, Supersubmarina eran cabeza de cartel y toda la Ciudad de las Artes y las Ciencias estaba llena de cabezas.

El año pasado estuvisteis en el South by Southwest tocando. ¿Cómo vivisteis aquello? Visto desde fuera suena un poco raro, como si fuera aquello una feria o un escaparate sin mucho sentido.

No sé, la experiencia fue muy guay en el sentido de ir allí y tal pero a nivel artístico… es complicado. Nosotros tocábamos en un escenario con un batiburrillo de bandas muy diferentes. Tocó Lori Meyers, Kiko Veneno… antes de nosotros tocaba Chambao y estaba petado. En cuanto pegamos el primer golpe a los 30 segundos no quedaba nadie, literalmente. Lo bueno fue que buscamos un bolo en Nueva York gracias a Rick de los Hot Snakes, en un sitio muy mítico, y vino gente de Enablers, de TV on the Radio… gente que vive en el barrio.

¿Y qué tal lo recibieron ellos?

Muy bien, fue un bolo muy bueno.

Otra cosa buena para eso es que las letras en vuestra música tampoco son tan importantes y la voz no está en primer plano así que igual que cuadra aquí puede cuadrar fuera ¿no?

Pues no te creas, sí que hemos tenido problemas con eso. Otra vez volvemos al mundo de la industria, que nos ha pasado que nos han dicho “¿y cómo vendemos esto si cantáis en castellano?”. En España parece que somos muy cerrados pero en ese sentido somos más abiertos porque aquí nunca hemos entendido las letras en inglés. Igual en Bruselas o en Suecia si lo entienden y la cultura anglosajona la tienen más interiorizada.

¿Habéis editado el disco fuera?

No, mira que lo hemos intentado pero de momento no. Había un sello interesado en Inglaterra pero de momento nada.

Por Francia habéis girado bastante ¿funciona mejor allí que en Inglaterra?

No, no, al revés. Es un país que tenemos más cerca y que hemos podido hacer más hincapié pero con el trabajo que hemos hecho la respuesta que hemos tenido es muy pequeña. Notamos más receptividad en Inglaterra la primera vez que fuimos que en Francia, que hemos estado ya cinco veces. Fuera de España estamos en un nivel supersubterraneo y las bandas amigas que tenemos en Francia son grupos que están igual o incluso por debajo del nivel de Betunizer en España.

Por lo general sois un grupo del que se habla muy bien en todos lados. ¿Habéis tenido alguna crítica realmente mala o hiriente?

La única que recuerdo y que me hizo mucha gracia fue una crítica muy tonta, no recuerdo si fue en Vice o qué medio pero es que no puedes ni enfadarte. Era todo una bola de ego de quien comentaba el disco y contaba que había bajado al rastro a comprar unas cositas con un chico que había ligado la noche de antes y luego habían subido a casa y se había puesto el disco y se iban saltando canciones porque eso era “posthardcore del de siempre”. Además era con el primer LP, que no creo que sea un disco de posthardcore. A mí me parece muy bien que el disco no te haya gustado, porque si lo que hago le gustara a todo el mundo sería el puto Arthur Lee, pero es que lo único que había contado era lo guay que era su vida.

El otro día leía el libro que ha sacado ahora Kiko Amat, en el que recopila y comenta artículos que ha ido publicando en diferentes medios y decía un poco eso, que utilizaba el tema del que tenía que hablar para, realmente, hablar de lo que le apeteciera ese día.

No si al final igual es comprensible, porque un periodista que tiene que escribirse 400 reseñas pues igual ya llega un punto en el que le apetece hablar de otras cosas. No sé, yo antes era como muy crítico con los periodistas pero ahora también me he relajado mucho porque los he ido conociendo más y ves lo que cobran, el tiempo que tienen para escribir una reseña… Ayer estuve en Bandera Negra y ves la enorme pila de discos que tiene el presentador para escuchar y es una persona que aparte tiene su trabajo. ¿Tengo que esperar que se siente, abra el disco de Betunizer y delante del ordenador haga una investigación sobre el grupo, sobre mi pasado…?

Aun así, como decíamos, es difícil encontrar gente que hable mal del grupo. Parece que hay ciertas bandas, como Betunizer o Za! de los que dentro del underground siempre se habla bien y son muy respetados. ¿Tenéis esa sensación desde dentro?

No lo sé, es más fácil verlo desde fuera imagino, de todas formas la realidad de la banda es que muchas veces vamos a una ciudad a la que hemos ido varias veces y metemos 40 personas con una entrada a 5 euros. Eso es estar en el underground más absoluto. ¿Somos muy respetados? Pues no lo sé, pero no metemos tanta gente en los conciertos.

¿Dónde habéis funcionando mejor en directo?

El bolo de más éxito ha sido la última vez que estuvimos en Madrid, en el Rock Palace. Antes tocamos en Moby Dick, que fue un bolazo, con un sonido de la ostia, con Juventud Juché que estaban también muy arriba, Jagermeister hizo algo de promo… y metimos 90 personas. Se había hecho un trabajo para intentar meter mas gente así que aquello fue una especie de pinchazo.

Para acabar vamos a hablar un poco de la producción del disco. Por primera vez no lo produce Santi García sino Pablo, bajista de la banda, pero parece que en cuanto a sonido sigue la senda del “Gran Veta”. Parece que hubo un salto mayor entre “Boogalizer” y “Gran Veta” que entre estos dos últimos.

Hombre nosotros el disco que menos satisfechos estamos en cuanto a sonido es “Boogalizer”. Luego yo creo que sí que hay un cambio de sonido entre “Gran Veta” y el nuevo.

Sí que suena más oscuro, el bajo como más metálico… pero siguiendo la senda del “Gran Veta”.

Más oscuro, más cerdo… Digamos que es el que más se parece al primero. Los dos discos de en medio son más limpitos para lo que es Betunizer. También es que la banda ya tiene un sonido.

¿Y tú crees que eso es bueno o es malo? Porque si yo escribo una crítica diciendo que es un disco Betunizer 100%, ¿estoy diciendo algo bueno o algo malo?

Para mí es lo más importante. Otra cosa es que hagas continuamente el mismo disco. Una cosa es que seas Los Planetas o AC/DC, que los oyes y sabes que son ellos pero que es otra vez lo mismo, y otra cosa es que seas Fugazi, que los oyes y sabes que son ellos pero cada disco es diferente.

Texto: Iván Díaz y David Doinel
Fotografías: Josu Kuro

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.