Now Reading
Biznaga + Sistema de Entretenimiento @ La Riviera (Madrid) 26-01-2024
Dark Light

Biznaga + Sistema de Entretenimiento @ La Riviera (Madrid) 26-01-2024

Foto del avatar
biznaga-cronicas-conciertos-madrid

Hace ya diez largos años, dos malagueños, un vigués y un madrileño, comenzaban a agitar la escena musical más independiente de la capital. Parece el comienzo de un chiste o una fábula, pero nada más lejos de la realidad. Se editaba entonces uno de esos discos urgentes y rabiosos, con unas letras que apelaban al descontento juvenil, y que iban siempre un paso más allá de la habitual prosa punk y sus consignas directas. Así nacía Biznaga.

Diez años más tarde y con cuatro discos de estudio plastificados, algunas cosas han cambiado en el envoltorio, pero la esencia y el compromiso de su música sigue intacto. Ellos son uno de los grupos que mejor ha sabido leer la sociedad, siendo cronistas y partícipes de la actualidad más fresca, retratando el presente con agudeza y logrando lo más difícil de todo; vincular emocionalmente a varias generaciones con un discurso que te habla a la cara de problemas y sentimientos que te suenan totalmente propios.

biznaga-noticias-cronicas-la-riviera-madrid

Con un giro claro al pop pero sin perder de vista sus raíces, su último trabajo, «Bremen No Existe», les abría algunas puertas y algunas mentes (ya era hora), abrazando a un público menos habituado al punk y conservando a la mayoría de sus fieles. Con estas premisas, y pasito a paso desde una autonomía editorial envidiable, el grupo abordaba el reto de llenar La Riviera por primera vez en su historia. Eso que ahora parece tarea fácil para muchos artistas que lo petan en tiempo récord, para algunos aún sigue siendo un hito, un premio al corredor de fondo.

A esa fecha señalada en amarillo Everlong en nuestros calendarios, se sumaba el paracaídas del ciclo de conciertos de Inverfest y otro de esos grupos que me han flipado en los últimos años; Sistema de Entretenimiento. Encargados estos de abrir la velada, el tridente despechaba su arcade punk espídico a toda pastilla, con esas canciones que bordean los dos minutos de duración. Deprisa, deprisa, como la película. Y aunque tanto las melodías como la ejecución sobre las tablas fue impecable, además de una iluminación de un buen gusto digno de mención, el sonido resultaría nefasto, hasta el punto de distinguir a duras penas las letras. Les he visto en mejores recitales.

cronicas-conciertos-musica-independiente

Todo cambiaría cuando comenzaba a sonar en La Riviera la banda sonora de Los Trotamúsicos e irrumpían en escena de Biznaga. Con una bandera Palestina siempre presidiendo lo alto del escenario, saltaban a escena visiblemente nerviosos y totalmente enchufados, siendo plenamente conscientes de lo emblemático de la ocasión. Sonaban los baquetazos de Milky como un metrónomo y las guitarras echaban la casa abajo con ‘Mediocridad y Confort’, desatando el pogo al primer toque.

La alineación clásica de esta banda de amigos perdía el pasado año a uno de sus cuatro pilares. Pablo Garnelo dejaba la formación en su mejor momento, para enfocarse en otros proyectos personales, profesionales y musicales (Charnego). El duro golpe era amortiguado a la perfección por el jovencísimo Torete, a quien desde que le vi por primera vez al frente de sus Error 97, recuerdo nítidamente haber identificado su estilo guitarrero con el de Biznaga. Match perfecto que también se traduce sobre las tablas, donde respalda todo lo que la banda es en directo; visceralidad y un sonido demoledor.

Así, con la actitud del mejor punk, caían temas apabullantes como ‘Contra Mi Generación’ o ‘2K20’. Aunque las mayores trilladas en la pista llegarían con el regusto de esos primeros tiempos de la banda, eminentemente punkies, con ‘Divino Fracaso’, ‘Brigadas Enfadadas’ o esa ‘Máquinas Blandas’ en la que Álvaro García se dejaba las cuerda vocales y varias personas volaban por los aires, dejando un skyline plagado de brazos y pies al aire. Sin duda, una de mis postales favoritas de Madrid.

biznaga-conciertos-madrid-bremen-no-existe

Sin soltar el pie del acelerador, nos llevaban al borde del infarto en ‘Una Historia de Fantasmas’ y su sudorosa epifanía final. Controlaban el pulso con el groove de ‘Escuela Nocturna’ y ‘No-Lugar’, con el bajo de Jorge Navarro esbozando las líneas más características. Y desde ahí, cuesta abajo y sin frenos a la catarsis final. Dejaban claro que, pese a tener su propias ideas marcadamente políticas y darles voz, ellos no quieren ser ‘Adalides de la Nada’. Sea como sea, tienen sus haters en ambos bandos y también extraños seguidores que no sabían bien dónde se metían y no salieron muy bien parados.

Salseos aparte, mostraban su compromiso de barrio dando voz propia y espacio al Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid. Desde la palestra, se leía un comunicado contra la corrupción urbanística y se resaltaba la importancia de que la ciudad fuese de quienes la habitan y no de los intereses económicos de partidos y multinacionales. Amén. Así se introducían esas dos canciones que, cada una en su momento y estilo, bien podrían ser los himnos oficiales de la ciudad. ‘Madrid Nos Pertenece’ reclamaba la megalópolis para sus gentes, mientras que ‘Una Ciudad Cualquiera’ volvía a ser esa fotografía poética y a la vez hiperrealista de la vida acelerada de la gran urbe. Tóxica y frenética, pero también maravillosa, así es mi ciudad. No se me ocurre mejor final y no me cansaré de decirlo: Biznaga son una de las mejores bandas que tenemos por aquí.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top