Wooden Shjips @ Teatro Barceló (Madrid) 05-11-2016

cronicas-conciertos-wooden-shjips-madrid

Wooden Shjips volvían a Madrid al mismo escenario que pocos meses antes habían pisado The Brian Jonestown Massacre, otra de esas grandes referencias en esto del rock psicodélico. Con ganas de más colocón sonoro nos acercamos a un Teatro Barceló que nos recibía con sus mejores galas para otra buena velada de psicodelia, está vez literalmente vestido por unas grandes superficies blancas que forraron el escenario y sobre las cuales los californianos proyectaron su sideral rayo de visuales. Todo un alarde de hipnotismo lisérgico que bañó de color y formas surrealistas todo lo que encontró a su paso. Igualmente contundente y devastador se mostraba su sonido, excesivo en ocasiones, pecando de unos graves que empastaron la melódica voz de Ripley Johnson y que dejaron la primera fila reservada solo para unos pocos valientes. Nunca el Barceló había sonido con tantísima potencia. No obstante la propuesta de Wooden Shjips era algo que no nos podíamos perder y pronto nos demostraron porqué. Con una alta competencia de conciertos en esa noche de sábado, una nueva entrega del ciclo American Autumn nos brindaba la oportunidad de ver a un grupo que en los últimos tiempos fija con cuentagotas sus actuaciones en directo, y es que desde que su líder Ripley Johnson se volcase junto a su mujer Sanae Yamada en el proyecto musical paralelo que conforma Moon Duo, parece que por el momento Wooden Shjips deberán esperar su turno envueltos en uno de esos bucles cósmicos que plantean sus ritmos mántricos.

Con estos alicientes saltaron a las tablas con una fuerza que contrastaba con la pose absolutamente inmovil de sus cuatro miembros, desde la cual nos golpearon con la solidez de 'Black Smoke Rise', con la que nos sumergían a todos los presentes en la densa atmósfera que marcaba el inicio de un narcótico viaje a lo más profundo de los sentidos. La parte más armónica la ponían los acordes de 'Everybody Knows' en la que Johnson, incluso con los graves en su contra, conseguía clavarnos esas melodías vocales que nos susurraban desde el más allá. Reinando en todo momento la cadencia dura y constante de la batería llegaron diamantes como 'Flight', 'Lazy Bones' o 'Home', en la que Ripley aprovechaba para sacar a relucir sus mejores fraseos de guitarra. Ya de vuelta del bis aún quedaba tiempo para disfrutar de su 'These Shadows', tema absolutamente culmen en su discografía en el que imprimían un nuevo cambio de ritmo para deleitarnos una vez más con la narcótica voz de Ripley, que flotaba ingrávida sobre unos punteos de guitarra capaces de hacernos levitar hacia nuevas dimensiones. Finalmente con una nueva demostración de puro rock psicodélico de la mano de 'Aquarian Time' se despedían de nosotros después de un baño sensorial a la altura de los inmensos músicos que son.

Texto y fotografías: Luis Arteaga

Wooden Shjips

Sobre el Autor

Luis Arteaga
Luis Arteaga

Todavía te debo una disculpa, no te devolví el cuchillo nunca.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.