Twin Peaks @ Sala El Sol (Madrid) 13-10-2016

conciertos-madrid-twin-peaks

Era 1990 y David Lynch desembarcaba en la televisión para revolucionarla con una serie bautizada como Twin Peaks. Desde entonces nada volvió a ser lo mismo y hoy en día consumimos compulsivamente series y más series a través de plataformas online y seguramente en una de ellas consumiremos (y no sé si disfrutaremos) el regreso de aquel legendario producto televisivo. De igual manera a través de Internet nos llegan canciones que caen sobre nosotros a toneladas y que a veces acaban sepultándonos sin darnos la posibilidad de tomar aire y reflexionar sobre lo que nos gusta, lo que odiamos, lo que debemos descartar y a que debemos prestar atención. Los chicos que forman Twin Peaks (el grupo, no la serie) son jóvenes y han crecido ya en esta realidad pero por suerte han sabido aplicar el filtro en el punto exacto de la historia musical y han digerido las mejores influencias de los 60 y los 70 para regurgitarlas en tres discos a cada cual mejor que el anterior. Desde la actitud lo-fi garagera de su debut de 2013 hasta un “Down In Heaven” publicado este mismo año con el que desfilan por la pasarela del rock más elegante con clase y soltura. Con toda ella se presentaron el pasado jueves en la sala El Sol de Madrid para volver a descargar sus canciones en nuestro país ante una audiencia tan joven como ellos e igual o más comprometida con la causa. Efervescencia juvenil desde el primer riff con una pose tan natural como divertida, esa que surge del único deseo de pasarlo bien sobre un escenario.

Ya desde el principio, con la inicial ‘Butterfly’, se metieron a todo el mundo en el bolsillo a base de proclamas, coreables estribillos y un sonido aguerrido que los acompañó durante toda la noche. Y si en sus discos de estudio la progresión es notable y se podría pensar que los temas de su debut podrían desentonar junto a su nuevo repertorio, no hubo problema a la hora de combinar canciones de sus tres álbumes. Temas como ‘Boomers’ o las muy stonianas ‘I Found a New Way’ y ‘Making Breakfast’ ganaron enteros en directo gracias a un desatado Cadien Lake James y los teclados de Colin Croom. El primero aportó el toque bluesero a base de constantes arreglos mientras rockeaba poseído y el segundo se confirmó como un fichaje totalmente imprescindible colgando desde la banda teclas, guitarras, voces y actitud. Junto a ellos Jack Dolan ponían el contrapunto de clase al bajo mientras Clay Frankel, con su uniforme de frenopático, aportaba la energía y  Connor Brodner despachaba pegada como un pequeño Bill Stevenson, siempre más cómodo sacando su lado punk.

Aunque mejores en la versión más calmada de su música, en la que no era difícil disfrutar de los matices de su sonido, fueron los temas más acelerados los que conquistaron a un público joven que convirtió la sala en un hormiguero en constante movimiento y sudoroso pogo. Tal vez por ello fue con una versión acelerada de ‘Strawberry Smoothie’ con la que se despidieron y en la que Cadien terminó de darse un baño de masas sobre las cabezas de las primeras filas. Antes nos regalaron esa soberana muestra de clase y tradición que es ‘Wanted You’, a cuatro voces y directa a nuestros corazones.

Texto: Iván Díaz
Fotografías: Luis Arteaga

Twin Peaks

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.