The New Raemon & McEnroe @ Ochoymedio (Madrid) 20-10-2017

cronica fin de gira madrid the new raemon mcenroe

Con cierto amargo sabor a despedida afrontábamos el concierto del pasado viernes. The New Raemon y McEnroe ponían fin a un año de gira en el que las canciones de “Lluvia y Truenos” han cobrado vida sobre el escenario. Con el recién publicado disco de Ricardo Lezón y el previsto para 2018 de Ramón tocaba mandar a hibernar unos temas que se habían abierto paso poco a poco hacia nuestros corazones. Si ya por separado hablamos de dos artesanos de la canción en su sentido más puro la unión de ambas voces y mentes dio lugar a un disco brillante, que homogeneiza ambos mundos y que crece y crece a cada nueva escucha. Aún a día de hoy sigo encontrando nuevos detalles ocultos tras unas canciones que en directo no renuncian a la sutileza pero que ganan en pegada.

A ello contribuye una banda que por su conexión musical y sus gestos sobre el escenario más parece una familia, como así se encargó de afirmar un Ricardo visiblemente emocionado antes de fundirse en un abrazo con Ramón y despedir una noche que arrancaba con la actuación de MOW, uno de los últimos fichajes del sello Subterfuge. El proyecto de la artista madrileña Gabriela Casero abría la velada con su onírico pop de tintes electrónicos en la línea de propuestas como las de Daughter, los primeros The XX o la Björk más comedida. Presentó las canciones de “WOM”, su primer EP, y nos dejó con la sensación de que sería mejor no perderle la pista.

Del trance colectivo nos sacaron rápidamente las primeras notas de ‘Lluvia y Truenos’, encargada también de abrir un disco que era claro protagonista y que, a excepción de ‘Cristo de los Faroles’, fue interpretado de cabo a rabo en la primera parte del concierto. Con algunos cambios respecto a la formación que grabó el disco es la banda que acompaña habitualmente a Ramón en los últimos años la que se encargó de respaldar la unión de dos voces que parecen haber sido creadas para sonar juntas. Así, Pablo Garrido de Egon Soda volvió a ejecutar con fría precisión cada milimétrico arreglo de guitarra desde la segunda línea, mientras que el hiperactivo Marc Clos aportaba todo el calor desde detrás de sus percusiones. Junto a ellos Marc Prats al teclado y una base rítmica formada por Miquel y Salva que es esencial para unas canciones cuyas líneas de bajo son vitales completaban una banda que nos regaló unos cuantos momentos que se quedarán para siempre en nuestras retinas. Con una belleza difícil de definir con palabras sonó ‘Por Fin los Ciervos’, paisajística composición firmada por Ricardo, o una ‘Pódznychev’ bañada por la dolorosa armónica de Clos y que se alzó en directo como una de las joyas ocultas del disco.

No menos especiales fueron los momentos en los que dejaron atrás “Lluvia y Truenos” para hacer algunas incursiones a sus carreras por separado. Con Lezón fuera del escenario tomó posiciones en él Charlie Bautista, hombre para todo en infinidad de grupos y que puso coros y electrizante guitarra a la visita a “Oh, Rompehielos”, el último disco hasta la fecha de The New Raemon. Especialmente potentes sonaron ‘El Yeti’, ‘Quimera’ y una ‘Reina del Amazonas’ que fue recibida con ovaciones. Tras ellas nuevo arreón de emotividad en un viaje hacia el universo McEnroe que se abría con ‘Agosto del 94’ interpretada por Ricardo y Ramón solos en el escenario en otro de los momentos mágicos de la noche y al que ponían la puntilla ‘La Palma’ y una ‘Rugen las Flores’ épica y definitiva. Es imposible que esto termine aquí.

Fotografía: Noemí Elías

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.