Now Reading
The Kooks @ La Riviera (Madrid) 25-01-2023
Dark Light

The Kooks @ La Riviera (Madrid) 25-01-2023

Foto del avatar
cronicas-the-kooks-inside-in-inside-out

A la tercera fue la vencida y tras dos cancelaciones de entintado pandémico, The Kooks por fin llegaban el miércoles a Madrid para homenajear los 15 años (ahora ya 17) de su disco más referencial: «Inside In/Inside Out». Deudor del sonido britpop de los 2000’s, este sería sin duda la piedra angular de una carrera que, pese a que ha seguido dejando buenos álbumes por el camino (el último el pasado año), nunca ha conseguido superar la calidad compositiva de este debut que marcaría su legado musical. Con un tour dedicado a su aniversario, la expectación unía en La Riviera a varias generaciones que agotaban las entradas para verles en directo.

Así empezaban, justo por el principio, con una ‘Seaside’ en la que salía en primera instancia Luke Pritchard en solitario para, poco después, reunirse con sus compañeros de banda e iniciar este viaje hacia la melancolía. Un trayecto que seguiría en riguroso orden del tracklist, sobrepasando temas tan señalados como ‘Sofa Song’ o ‘Ooh La’. Todo ello para detener la maquinaria con la monumental ‘She Moves On Her Own Way’, una de esas piezas perfectas de pop, con un estribillo que es imposible no corear puño en alto y que terminaba de prender la pista.

Con un sonido impecable que agradecer a músicos y técnicos, The Kooks se divertían sobre las tablas y debajo de ellas, con Hugh Harris incurriendo en el público y «cambiando» su guitarra por unos tragos ante el nerviosismo de su backliner. Esto, en medio de una muchedumbre exaltada que no paraba de bailar. A ello contribuían los pasos más sintetizados de la banda, con ese electropop que engloba temas nuevos como ‘Cold Heart’ o clásicos como ‘Do You Wanna’. No faltaba el rock directo de ‘See The World’ y ‘If Only’, dos de esos cortes incluidos en el LP que les llevaría a la fama al primer toque. Acelerón para despedirse a los bises con la festiva ‘Junk of the Heart (Happy)’, con otro coro masivo y miles de brazos al aire.

Ya de vuelta a escena, abordaban el principio del final con la espídica y necesaria ‘Matchbox’. Desde ahí, controlaban el ritmo del clímax bajando la pulsaciones con una balada sobresaliente como ‘No Pressure’, ese tema nostálgico que bien podría ser la banda sonora de cualquier sitcom romanticona y que era acogido en la pista con abrazos y luces de móvil en lugar de mecheros (¡qué tiempos aquellos…!). Y, siguiendo el guion a pies juntillas, sin sorpresa de última hora, abordaban los primeros compases de ‘Naïve’ para poner la guinda a una noche donde los ingleses estuvieron tremendos.

kooks-conciertos-madrid

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top