Now Reading
Rubén Pozo @ Moby Dick (Madrid) 10-03-2023
Dark Light

Rubén Pozo @ Moby Dick (Madrid) 10-03-2023

Foto del avatar
ruben-pozo-cronicas-conciertos

No me escondo al decir que Rubén Pozo es uno de mis referentes musicales. Empecemos por ahí, sin caretas. Lo es desde que firmó con Pereza algunas de las canciones que marcaron mi adolescencia, esa etapa que siempre fija en la memoria (y en el corazón) recuerdos imborrables con aura épica y que comienza a fraguar el carácter. Pero también lo ha seguido siendo después. Cada año que pasa congenio más con esas canciones que te miran a la cara de tú a tú y, sobre todo, con una actitud que desarma cualquier impostura.

Hay caras que lo dicen todo y la suya sobre un escenario se torna absolutamente cristalina. He visto a muy pocos músicos disfrutar tanto en directo como lo hace él. Sin importar el recinto, desde el pabellón más inmenso a una gira interminable con la que recorre toda la península como un trovador errante, por salas, cantinas, cafeterías o lo que se ponga por delante. En todas las ocasiones que le he visto, se sube a las tablas con la inocencia de un niño, con la ilusión de estar haciendo algo grande. Y es que lo que late debajo de ese pellejo es el rock and roll más esencial. Pozo es sin duda un pura sangre y, más allá de ese espíritu de eterno rock star que le sienta como un guante, lo que ves es lo que hay. Con sus bondades y sus miserias, a este tipo me lo creo. Me lo creo mucho y eso me encanta, porque me permite conectar con lo que cuenta.

musica-conciertos-ruben-pozo

No soy el único a juzgar por el llenazo del pasado viernes en la Moby Dick, a donde volvía con banda presentando las canciones de «Vampiro» en medio de un repertorio en el que, por fin, han vuelto a encontrar un buen espacio algunas de sus letras más brillantes. La primera muestra de que, todo lo que comentaba antes es algo muy tangible, era esa ‘Algo Que Decirle Al Mundo’, honesta y llana a más no poder. De su característica impronta en «Aviones», disco con el que se despedían Pereza, rescataba dos joyas como dos soles: ‘Voy A Comerte’ y una ‘Pirata’ especialmente emotiva, cantada a armónica y acústica en solitario, de no ser por las cientos de gargantas que acompañaban el estribillo.

Antes de todo eso, no faltaba el blues del delta en temas como ‘Llámame Brisa’, una ‘Gente’ en la invitaba al escenario a Carlos Vudú y a Clara Tellez o esa ‘Chaterero’ llena de folclore, más con c que con k. Pero si algo caracteriza el estilo de Pozo son esos ramalazos de puro rock directo, batiéndose en duelo guitarrero con Pitu en ‘Tonto de Tanto’ y sobre todo en una ‘Manager’ canalla y provocadora que era celebrada como el clásico que es. Bajando las pulsaciones pero sin perder la inmediatez del pop más pegadizo, no se dejaba en el tintero cortes como ‘La Chica de la Curva’, ‘Chavalita’ o ‘Guitarra Española’, entrando en un tramo final de auténtico delirio.

revista-musica-independiente

En esta traca prefallera no podíamos irnos sin escuchar ‘Rucu Rucu’, una de esas letras crudas con capacidad de atravesarte de punta a punta.  Qué decir a estas alturas de ‘Matar al Cartero’, una canción que esconde algunas de las mejores frases que jamás he escuchado. Eso de; «mejor reírse, es lo más serio» da una idea de la facilidad que tiene este tío para crear de lo sencillo algo inmenso.

Y para chula, nuestra querida ‘Madrid’, imprescindible con ese acentazo castizo, con el que supo explicar mejor que nadie el alma de esta urbe. Es una canción que siempre consigue emocionarme y que todos los gatos, ya seamos de cuna o adopción, asumimos como himno absoluto de la ciudad. Así fue coreada por toda la sala, dejando para el cierre, tras más de dos horas de concierto, el regreso del ‘T-Rex’. Un temón festivo y lleno de rock and roll que se estiraba todo lo posible con varias repeticiones, porque nadie, ni arriba ni abajo del escenario, queríamos que esa noche terminase. A juzgar por las sonrisas de oreja a oreja que brillaban tras el encendido de luces, creo que no me ciega mi criterio personal: fue otro concierto especial, como todos los suyos.

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top