Ricardo Vicente @ Costello (Madrid) 21-12-2019

cronicas-conciertos-ricardo-vicente-madrid

En medio de la temporada alta de las cenas de navidad y de sus posteriores resacas, Ricardo Vicente despedía su año musical y también el nuestro con un último directo en la sala Costello. En estas fechas donde quien más quien menos hace balance de lo vivido durante el año, era el momento perfecto para echar la vista atrás y recordar su fantástico "A Lo Mejor Yo Te Gusto", sin duda uno de esos álbumes que desde aquí escuchamos en bucle convirtiéndose en uno de nuestros favoritos de 2019. Por si fuese poco, el concierto serviría también de antesala al cumpleaños del propio Vicente, quien entraba en los 44 solo unas horas después. Con estas premisas y la personalidad siempre cercana y caótica del músico zaragozano, ante una audiencia muy mermada por los agotadores compromisos navideños pero llena de fieles, su bolo en Madrid pronto se tornaría tan íntimo como una reunión de amigos. De los de toda la vida.

Acompañado sobre las tablas de su inseparable Nahúm García a la guitarra eléctrica, entre ambos facturaban un set que evitaba caer en el simple repaso del nuevo disco, perdiéndose por momentos en la improvisación más absoluta. Sacando partido a este ambiente que se respiraba, Vicente encaraba el recital como si nos hubiese invitado al salón de su casa, recordando temas tan señalados de su discografía como 'El Milagro de Milán', 'Muriendo de Frío', 'Reactor Nº4' o las celebradísimas 'Como Que Sale el Sol' y esa 'Museo Británico' que escribía para regalársela a su amigo Francisco Nixon y que esta noche nos la regalaba en vivo a los allí presentes. No faltaban, como no, algunas de su última colección entre las que brillaban la sentida dedicatoria de 'Cuando Louis Conoció a Papillon' y las poderosas imágenes de 'Llamemos a un Guardia' y la coreada 'La República de Siria'. No pudimos evitar echar de menos algunos temazos de su última hornada como 'Nosotros los Ahogados' o 'No Me Vayas a Engañar', pero si por nuestra parte hubiese sido, alguno aún seguiría por allí.

Especial atención merece el falsete hiperagudo con el que Nahúm intentaba emular la gran voz de Zahara en su interpretación a dúo de 'Belleza y Miedo', una canción brutal que supieron llevar a las distancias cortas y que desató los aplausos del respetable en uno de los momentos más emocionantes de la velada. Replica que cerraba su anterior reseña discográfica con la genial 'Belleza y Tiempo' que también fue llevaba al directo. Aunque para destacados los estribillos cantados a pleno pulmón por toda la sala de 'Todos Tus Caballos de Carreras' y 'El Palacio de los Gansos', dos de los hits que compuso junto a Nixon y The New Raemon en aquel inspirado "El Problema de los Tres Cuerpos". Con solo tiempo para una más, y después de que varios asistentes regalasen un paquete de fideos abiertos al artista, el propio Richi Vicente devolvía el obsequio tocando en el cierre una 'Trampa 22' pedida desde el público. Tal y como él mismo reconocía, una de esas canciones que cuesta tocar pero aún más escribir, y también escuchar, si se presta la atención adecuada. Una última puñalada que ponía el broche final a una noche tan sentida como extraña.

Sobre el Autor

Luis Arteaga
Luis Arteaga

Todavía te debo una disculpa, no te devolví el cuchillo nunca.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.