Mando Diao @ Sala La Riviera (Madrid) 22-01-2018

noticias-conciertos-madrid-mando-diao

Estamos en 2018 y Mando Diao siguen a lo suyo. Surgidos a principios de siglo, los suecos arrancaron su carrera practicando ese rock and roll primitivo, siempre con un ojo puesto en el garaje, que tan bien han adaptado a su manera en los países nórdicos. Por esas coordenadas se mueven los primeros discos de la banda, especialmente un “Bring ‘Em In” del que rescataron a su paso por Madrid tan solo ‘The Band’ y una ‘Mr. Moon’ sospechosamente cercana a su versión más amable. Habituales de nuestros escenarios, es en esta gira donde definitivamente han confirmado su éxito, con cuatro fechas en Barcelona, Madrid, Gijón y Santiago con todo vendido y en recintos de una capacidad considerable. Lo han conseguido con un disco como “Good Times” bajo el brazo, quizá un movimiento bastante marcado hacia la accesibilidad pero con el que sin duda han mejorado sus anteriores referencias. También tras dejarse ver en directo en infinidad de ocasiones desde aquellas lejanas visitas a festivales ya desaparecidos como Metrorock. Fue allí, en 2005, donde disfruté por primera vez de su directo, enérgico y sin concesiones y bastante alejado de lo que el grupo es hoy en día.

Bien vestidos y peinados, los Mando Diao actuales controlan a la perfección todos los tics del rock de estadios. Toneladas de humo en la apertura, palmas y brazos al aire en ‘Break Us’, micro al público, camisa abierta y arengas a una masa que acabó coreando proclamas futboleras dejando claro una vez más que, para bien y para mal, "Spain is different". Dejando de lado todo esto, los suecos ofrecieron en lo sonoro un recital medido y más que correcto, repartiendo temas de su último trabajo, como ‘Dancing All the Way to Hell’, ‘Good Times’, la discotequera ‘One Two Three’ o la azucarada ‘Voices on the Radio’ (vocoder incluido), entre clásicos como ‘Down in the Past’, ‘You Got Nothing On Me’ o la imprescindible ‘Gloria’, en la que volvieron a gustarse y se dieron otro baño de masas. Con ella pusieron practicamente punto y final a la noche antes de quemar en el bis sus dos últimas balas. Volvieron al escenario con ‘Shake’, seguramente el mejor tema de su último disco y condenado ya a clásico imprescindible de sus directos. Casi tanto como la definitiva ‘Dance With Somebody’. Bombo a negras, el público bailando y la satisfacción de que todo había salido como debía una vez más.

Texto: Iván Díaz
Fotografías: Luis Arteaga

Mando Diao

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.