Le Butcherettes + The Picturebooks @ Sala El Sol (Madrid) 11-10-2016

le butcherettes concierto el sol

Formar parte de un sello como Ipecac, que tus discos los produzca Omar Rodríguez López y que en ellos cuentes con colaboraciones como las de Iggy Pop, Henry Rollins o el propio Omar no está al alcance de cualquiera. La mexicana Terri Gender Bender lo ha conseguido, imaginamos, a base de actitud. Sus conciertos son todo un derroche de ello y tras disfrutar de la banda como aperitivo de la última visita de At The Drive In a Barcelona recibimos con los brazos abiertos la noticia de sus próximos conciertos por nuestro país. Así, Le Butcherettes llegaban el pasado martes a Madrid con formación renovada, en la que solamente repetía la propia Terri, alma indisoluble del grupo, y con un disco, “A Raw Youth”, que fue publicado hace ya un año pero que está cobrando nueva vida a base de rodar y rodar.

Llegaron precedidos por The Picturebooks, dúo alemán que a pesar de no contar con un nombre en nuestro país se llevó por delante a base de pegada a las primeras filas de la sala El Sol. Cuando entramos en ella, con el concierto ya en su recta final, era tal el sudor que emanaba de esas dos bestias pardas que son Fynn Claus Grabke y Philipp Mirtschink que no nos quedó ninguna duda del derroche de energía y testosterona que había tenido lugar en el recinto. Con su primitivo y salvaje sonido y como si en lugar de Alemania procedieran del mismísimo Texas estos dos moteros del infierno convirtieron los cánones del blues en una salvaje y directa cuchillada a la sien. Trogloditamente brutales.

Fácil habría sido que semejantes teloneros se hubieran comido al grupo principal pero imposible cuando este es Le Butcherettes. En el momento en que sueltan a esa fiera que es Terri Gender el desmelene se convierte en colectivo. Con pinturas de guerra en la cara y el mono de trabajo como primer uniforme arrancaron con el abrasador sintetizador de ‘Burn the Scab’, aporreado por la propia Terri mientras su nueva base rítmica borraba de un plumazo la añoranza de aquella que disfrutamos sobre el escenario de Razzmatazz. También allí nos surgieron ciertas dudas sobre si el espectáculo había acabado por situarse por encima de las canciones y también aquí disipamos esa nube de inmediato. Si bien es cierto que la vocalista copa toda la atención con sus espasmódicos movimientos, sus constantes cambios de micro y sus baños de masa, todo estuvo esta vez supeditado a las canciones, y éstas estuvieron a la altura. Combinando temas de sus tres discos de estudio sin descanso dejaron ver que el público ya corea como favoritos algunos de ellos. En ‘I’m Getting Sick of You’ Terri arrancó a capela sus primeros versos y no tardó en encontrar voces cómplices en el foso, más tarde desató encendidos vítores cuando jugueteó con el teclado inicial de ‘The Leibniz Language’, y ya la final ‘Henry Don’t Got Love’ demostró que han encontrado su hit imperecedero. Sin duda es la frontwoman total y tras poco más de una hora se despidió con sonrisa sincera para bajar al foso y fundirse en abrazos con todo aquel que tuviera cerca.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.