Now Reading
Entrevista con Viva Belgrado: «Introducir nuevos instrumentos nos ha ayudado a desatascar el proceso de composición»
Dark Light

Entrevista con Viva Belgrado: «Introducir nuevos instrumentos nos ha ayudado a desatascar el proceso de composición»

Foto del avatar
entrevista Viva Belgrado nuevo disco 2024

De entre los muchos discos interesantes que se están publicando en este arranque de año el de Viva Belgrado es, sin duda, uno de nuestros favoritos. La banda cordobesa sigue ampliando horizontes en su «Cancionero de los Cielos», un cuarto larga duración en el que apuestan por la autoedición y cuyos primeros adelantos ya nos pusieron sobre aviso de lo que se nos venía encima. Del disco en sí ya os hablamos en nuestra reseña de hace unos días y ahora podéis leer también el resultado de la charla que mantuvimos con el grupo al completo durante su paso promocional por Madrid la semana pasada. Con ello os dejamos.

El disco acaba de salir y la repercusión en medios musicales está siendo bastante grande, con algunas portadas y muy buenas valoraciones. ¿Cómo lo estáis viviendo?

Álvaro: Como en una nube, la verdad.

Cándido: Guay, porque aunque nosotros estábamos contentos con el disco, en el proceso creativo siempre hay muchas dudas y decisiones de las que no estás seguro. También ha habido un salto a nivel de registros que no sabíamos cómo iba a recibir el seguidor del grupo y, en general, aunque hay de todo, parece que, unánimemente, se ha valorado de forma positiva. Así que estamos sorprendidos pero muy contentos.

Los adelantos del disco que fuisteis sacando fueron precisamente esos temas con registros un poco diferentes a lo que suelen ser las canciones de Viva Belgrado, que luego sí encontramos en el álbum completo.

Ángel: Al final eran los que más nos gustaban.

Cándido: Eran los que vimos como singles más claros. La idea era no cerrarnos puertas. Yo consulté con mis padres y gente cercana y queríamos que las canciones que salieran como singles fueran las más universales, que las pudiera escuchar alguien que no nos conoce y disfrutarlas. Es verdad que luego el disco tiene temas más cañeros y más gritados.

Con esto os arriesgabais también a que algunos “puristas” pudieran rechazarlas.

Cándido: Yo creo que el que es seguidor de Viva, aunque sea por curiosidad, le iba a dar una oportunidad al disco y ahí ya iban a ver que había gritos, que había una progresión guay… Igual nos arriesgamos, no sé.

Jaime: En anteriores episodios, con temas cómo ‘Guillotinas’ o ‘Shinji Ikari’, ya había pasado esto.

Han pasado cuatro años ya desde el anterior disco, que se publicó además en plena pandemia. ¿Cómo repercutió aquello a un trabajo como “Bellavista”, en el que ya hacíais una apuesta importante por dar un paso adelante? 

Ángel: En aquel momento muchos grupos optaron por frenar la promo y la salida del disco. Nosotros decidimos que había que tirar para adelante y aquello repercutió en la banda, porque tuvimos que prolongar la vida del disco. En este estamos pudiendo hacer la promo de modo normal y se nota la diferencia. 

Cándido: Yo creo que no nos habíamos dado cuenta de lo que perdimos con la pandemia hasta ahora, viendo lo que estamos haciendo con este disco.

¿Y aquello hizo que se demorara la composición y el lanzamiento de este?

Cándido: Igual sí. Siempre hemos dicho que no queremos que pasen cuatro años entre disco y disco. Sería mejor que pasaran dos o tres como mucho pero al final los tiempos son los que son y hacemos lo que podemos.

Álvaro: También hemos sacado dos EPs entre medias, que no cuentan como discos pero hay que componerlos, ir a grabarlos y demás.

En este disco encontramos, más que nuevos sonidos, nuevos instrumentos. ¿Ha hecho que fuera muy diferente la manera de componer las canciones o han sido cosas que han ido surgiendo después, con los temas ya encarados?

Álvaro: Al probar nuevos instrumentos en el local la improvisación cambia. No es lo mismo componer sobre un riff de guitarra que sobre un sinte. así que sí que ha cambiado todo desde el inicio. 

Cándido: Somos muy de improvisar en el local y tendemos siempre al postrock. Cosas con delay, con reverb. 

Álvaro: Si nos dejas en piloto automático lo que sale es Toundra (risas).

Cándido. Esto es de lo que queríamos huir. Y nos ha costado, pero los nuevos instrumentos nos han ayudado. El Fender VI, el Korg Minilogue, contrabajos… Digamos que algunos nos han ayudado a desatascar el proceso de composición. 

¿Y cómo habéis llegado a esos instrumentos? 

Ángel: Yo he estudiado contrabajo. Siempre me había molado la idea de meterlo y en esa canción, en ‘El Cristo de los Faroles’, los acordes favorecían, así que decimos probar. Luego el tema de los sintes ya estaba rondándonos por la cabeza. Compramos varios y unos nos gustaron y otros no. Con el Minilogue, cuando empezamos a improvisar salieron cosas muy diferentes y nos encontramos muy cómodos. De hecho, hasta los vecinos de local se acercaron a ver qué estábamos haciendo (risas). Salía algo guay.

Cándido: La elección era un poco intuitiva. Yo recuerdo meterme a YouTube a mirar sintes, a ver cuales no eran muy caros, y luego ir probándolos en el local. No buscábamos uno concreto.

¿Había alguna influencia clara, de bandas que utilicen estos instrumentos, que hayáis querido reflejar en el disco?

Ángel: En lo instrumental igual no pero en el tratamiento de las voces hemos tenido a Bon Iver como gran referente. No llegamos a su nivel, pero creo que sí queda reflejado. 

Cándido: Nos flipa la manera en que mezcla voces, instrumentos, sintes…

viva belgrado entrevista cancioner de los cielos 2024

El disco lo producen Santi Garcia y Raúl Pérez en los estudios La Mina, propiedad de Raúl. Creo que era la primera vez que se juntaban físicamente los dos para hacer algo así. 

Álvaro: Sí, era la primera vez que se conocían en persona.

Cándido: Iban a hacer el “Bremen No Existe” de Biznaga juntos pero al final no sé que ocurrió y no pudieron. Con nosotros ya sí han podido juntarse y la experiencia ha sido brutal. 

¿Cómo se repartieron las tareas? ¿Ejercieron los dos cómo productores? ¿Aportaron cosas a nivel compositivo o de arreglos al disco?

Álvaro: No tenían un papel claro.

Cándido: En un principio la idea era que Santi iba a ser más ingeniero y Raúl productor pero lo cierto es que una vez que llegamos allí se mezclaron mucho. Ha sido muy divertido.

Álvaro: Y sí que han aportado mucho los dos a las canciones.

Cándido: A nivel compositivo estaban bastante cerradas pero es verdad que con este disco hemos estado mucho más abiertos. En una canción cambiaron un acorde, algunos bombos…

Ángel: El bajo de ‘Elena Observando a la Osa Mayor’ se cambió por completo. Santi quería hacer algo tipo Paul McCartney y lo que hicimos fue sacar la línea de voz con el bajo. 

El disco lo publicais por primera vez con vuestro propio sello, Fueled by Salmorejo. ¿Cómo ha sido la experiencia? 

Ángel: Está siendo. No podemos hablar ya en pasado (risas). Estamos contentos, de momento está siendo una experiencia muy buena.

Lo vemos cada día más. Además con grupos que han pasado por sellos como Aloud, Bcore o Limbo Starr, que entendemos que la manera de trabajar con ellos debe ser cómoda, pero estáis decidiendo apostar por la autoedición.

Ángel: Si es que al final cuántos más intermediarios haya más dinero pierdes. Eso es así. Y si ya cuesta mucho intentar hacer algo en la música, más cuesta hacerlo con intermediarios. Es lo normal. 

Imagino que los años trabajando con estos sellos también te curten y entiendes cómo funciona la industria.

Cándido: Claro. Nosotros ese bagaje ya lo teníamos así que ha sido solamente aplicarlo. Además, siempre hemos sido muy frikis del control y hemos estado encima de las ediciones físicas, del diseño de artwork… de muchas cosas. 

¿Tenéis en mente publicar discos de otros grupos a través del sello o no es la intención?

Cándido: Nos fliparía, pero lo primero es recuperar lo invertido en Viva. Ver si nos salen las cuentas y, si es así, nos lo plantearemos. A mí me haría mucha ilusión poner nuestro conocimiento a disposición de otras bandas a las que podamos ayudar. Sobre todo bandas de Córdoba, o de nuestra escena.

¿Cómo está actualmente la escena en vuestra ciudad?

Ángel: Pues poco a poco parece que está despertando. Ahora mismo hay dos bandas, que son Primos Chicos y Fuente Nueva que están haciendo cosas muy interesantes.

Cándido: Montamos allí un ciclo de conciertos que nos está sirviendo para reconectar a todos a nivel de escena. Es verdad que nosotros somos muy herméticos y luego mucho tiempo lo pasamos girando fuera, así que tal vez nos estábamos perdiendo cosas. En el ciclo hemos metido a una banda local en todos los conciertos y ha servido para reconectar un poco con todos ellos.

Volviendo al disco, has hablado, Cándido, de “El Libro de las Aguas”, de Limònov, como inspiración. ¿Te ha llevado la composición del disco al libro o ha surgido el disco a partir de su lectura?

Cándido: Un poco ambas cosas. Nosotros somos muy de acumular ideas y luego ir encajando el puzzle. Una vez que hay tres o cuatro temas ya cerrados para mí es importante tener un concepto que nos ayude luego a buscar las piezas que faltan. En este caso yo tenía ese concepto apuntado y me encajó cuando ya estábamos haciendo el disco.

Tenéis a Erik Urano y Sara Zozaya colaborando en el disco. ¿Cómo surgen estas colaboraciones o cómo llegáis a ellos?

Cándido: Con Erik ya habíamos cruzado los típicos mensajes de que molaría hacer algo juntos y lo teníamos en la recamara pero no habíamos terminado de encontrar el contexto adecuado. En ‘Jupiter and Beyond the Infinite’ surgió esa temática cósmica y teníamos una parte sin voz que no sabíamos qué hacer con ella y encajó perfectamente. El tiene ese rollo ya a nivel lírico, muy cósmico, y nos flipa lo que ha hecho. Se lo mandamos estando ya en el estudio y super rápido se hizo su parte y nos la envió de vuelta.

La colaboración de Zozaya en ‘Nana de la Luna Pena’ también es espectacular. Muy emotiva.

Cándido: Con Sara tenemos una relación de amistad desde hace muchos años y la hemos visto crecer musicalmente. Nos flipa lo que hace y pensamos que casaba muy bien con la idea de la canción. Ese tema habla de la pena como un animal al que cuidas y das mimos pero que te chantajea diciendo que no te va a inspirar. Nos molaba que una voz como la suya le diera esa preciosidad al chantaje. Ella es la personificación de la pena en la canción.

Sobre este tema comentabas en el «track by track» de RockZone que intentaba desmitificar esa idea de que hay que estar triste para inspirarse y ser creativo a nivel artístico. ¿No creéis que sea así? 

Cándido: Bueno, depende del día (risas). Al final la creatividad para nosotros no es un trabajo de oficina sino que es mucho más impredecible. Es verdad que a veces esa tristeza te pone en un modo más creativo pero no siempre es así. Luego hay gente, como The New Raemon, que dice que trabaja como si fuera un oficinista de las canciones. Se levanta y se pone a componer durante unas horas concretas, entonces en ese caso no debería importar tanto tu estado de ánimo. 

Siguiendo con canciones concretas, me gusta mucho ‘Un Tragaluz’, que me parece el tema más pop que habéis hecho, por su estructura, la melodía y ese estribillo que se repite. 

Cándido: Totalmente. Queríamos hacer el típico pildorazo pop de estrofa-estribillo. A mí me mola mucho ‘Te Debo un Baile’, de Nueva Vulcano, y quería buscar un poco ese efecto. 

Hicisteis dos versiones de la canción. ¿Cuál nace primero?

Cándido: La canción surgió con el Fender VI que comentábamos antes, que es como un hibrido de bajo y guitarra con seis cuerdas. Es una progresión de acordes super simple pero seguramente si hubiera salido con guitarra la habríamos descartado. Así salió la parte dos y luego, jugando con ella, metiendo guitarras, subiendo un poco el tempo, surgió la segunda parte. 

Ángel: Esta canción no habría sido posible sin la mano de Raúl y Santi. A mí era la canción que menos me gustaba.

Álvaro: Sí, cuando la ensayábamos no terminaba de gustarnos. No sabíamos donde poner la cejilla, en que tono cantarla…

Ángel: Ellos nos dirigieron, nos dijeron por dónde teníamos que tirar, propusieron algunos arreglos y transformaron el tema.

Álvaro: Y ahora es de nuestras favoritas.

Es curioso que el tema aparentemente más sencillo y con una estructura más pop es tal vez el que más guerra os dio, ¿no?

Cándido: Si es que la sencillez esconde mucha complejidad. Hasta que llegas a esa parte sencilla que funcione igual has tirado por mil caminos que has descartado antes. No es nada fácil.

‘Elena Observando la Osa Mayor’ es otra de mis favoritas del disco. Es el primer tema en el que no habéis utilizado guitarras y a mí el sonido me ha llevado a un disco que me obsesionó en su día y que ahora hacía muchísimo que no escuchaba que es el “Relax” de Los Piratas.

Cándido: Me flipa que lo digas porque es uno de los discos de mi vida. De hecho he participado ahora en la sección esta de Mondosonoro en la que te preguntan por tus discos favoritos y es uno de los que he dicho. Es por el Rhodes. Yo me enamoré del Rhodes a través de ese disco. 

‘Cristo de los Faroles’ es una canción con muchas partes, muy diferentes, y que si has estado en el lugar físico que le da título es muy fácil que te vengan a la cabeza bastantes imágenes.

Cándido: Salió en el local a través del riff del principio, rollo cowboy. Es un tema que nos daba un poco de miedo, porque era arriesgada la manera en la que habíamos hilado toda la secuencia de cosas que pasan. De hecho, está siendo una de las canciones que más está dando que hablar, desde gente que le está flipando a otra que dice que vaya esperpento y que sucesión de cosas sin sentido (risas). Es curioso. 

¿Cómo encajareis un disco con tantos sonidos en el directo? 

Álvaro: Algunos temas en los que igual se nos ha atragantado el sinte o cosas así hemos hecho alguna modificación pero la intención es presentarlas todas.

Cándido: A nosotros nos mola que la versión en directo sea diferente a la de estudio, que la gente se sorprenda. También que nosotros nos sintamos cómodos, claro. Hay cosas que en directo no funcionan igual que en estudio y no pasa nada. Estamos buscando el equilibrio.

De momento solo tenéis anunciada la fecha de Madrid, el 2 de febrero en La Paqui, pero imagino que tendréis muchas más cerradas.

Cándido: Tenemos como 40 o 50 fechas cerradas. Haremos Europa, algunos festis, américa ya en otoño… En unas semanas anunciaremos todo.

Ángel: Podemos decir que tenemos fechas en tres continentes.

Fotografía portada: Pablo Alzaga
Fotografía texto: Ana Suanes

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top