Now Reading
Eels @ Sala La Riviera (Madrid) 30-04-2023
Dark Light

Eels @ Sala La Riviera (Madrid) 30-04-2023

Foto del avatar
eels-noticias-musica-independiente-cronicas

Con la ciudad dividida entre residentes saliendo de puente y concentrándose en planes culturales, Eels llegaban a Madrid como última parada de su gira europea. Titulada Lockdown Hurricane, el huracán pandémico tardó más de la cuenta en pasar, haciendo que su visita tuviese que retratarse casi un año. Lo hacían además con un nuevo y notable disco bajo el brazo («Extreme Witchcraft», 2022), que se sumaba a una prolífica discografía que cuenta ya con catorce discos de estudio. Y tal vez sea esta una de las razones por las que me cueste más entender la obstinación de Mark Oliver Everett en tocar tantas versiones de otros grupos en sus conciertos.

Con una discografía envidiable, tanto la actual como la pretérita, sorprende ver a una banda abordar hasta 5 covers en un directo. Si bien es cierto que esta extraña filia lleva asentada en sus setlist desde hace décadas, el pasado domingo en La Riviera faltó algo de grasa en ese motor que, en otras ocasiones, ha encadenado a la perfección la pegada del rock más directo y la combustión a fuego lento de unas baladas emotivas e incontestables. Pese a comenzar con fuerza con las recientes ‘Steam Engine’ y, sobre todo, ‘Amateur Hour’, poco a poco el agotamiento del final de gira iba haciéndose más patente. Todo ello a pesar de los continuos esfuerzos de Mr. E y los suyos por mantener la energía precisa, tirando de oficio hasta el final tras 27 temas y rondando las dos horas de concierto.

cronicas-eels-lockdown-hurricane

No se les puede reprochar no intentarlo, pero no sería esta la noche en la que, a nivel personal, conseguiría conectar con su música más allá de unos cuantos momentos memorables. Me quedo con la electrizante y rockera ‘Good Night On Earth’, variando en los visuales proyectados en el fondo del escenario entre el planeta Tierra y la Luna. En sus devaneos más astrales y poéticos, las dos joyas que rescataban del descomunal «Electro-Shock Blues» del remoto 1998; una preciosa ‘3 Speed’ y la, todavía mejor ‘Last Stop: This Town’, en la que, tristemente, una parte minúscula del público decidía que era un gran momento para contarse unos a otros cómo les había ido la semana.

Más allá de esa minoría siempre molesta y prescindible, la mayor parte de la audiencia intentaba engancharse a la rueda con ‘I Need Some Sleep’, ‘It’s a Motherfucker’, ‘Novocaine for the Soul’ o ‘Earth to Dora’. Canciones todas ellas sobresalientes a las que quizás les faltó algo de empuje para tirar del carro. Definitivamente no será esta una de esas noches que pasará a mi archivo privado de recuerdos mágicos en una sala. Con todo y con ello, la siempre nutritiva música de Eels me seguirá acompañando y, sin duda, habrá nuevas y mejores ocasiones para volver a verse las caras.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Everlong Magazine (@everlongmag)

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll To Top