Brand New + Dinosaur Pile-Up @ Sala Cats (Madrid) 27-05-2015

concierto-brand-new

Brand New es uno de los grupos que mejor han sabido llevar a la actualidad el termino emo como se concibió hace décadas. Su debut “Your Favorite Weapon”, publicado en 2001, recogía el legado de bandas anteriores como Mineral o Texas is the Reason y su siguiente disco, “Deja Entendu”, iba un paso más allá adaptando ese sonido y añadiéndole una producción propia del nuevo siglo y unas melodías vocales al alcance de pocos. Tras este, los dos siguientes pasos del grupo norteamericano, “The Devil And God Are Raging Inside Me”, publicado en 2006, y “Daisy”, de 2009, traspasaban géneros y llevaban su música a un nuevo nivel, uno al que ya solo podían acceder ellos. El sonido Brand New. Y después de toda una vida esperando para poder disfrutar de este en directo por fin nos llegó la oportunidad en forma de celebración del décimo aniversario de la revista RockZone, a quienes siempre tendremos que estar agradecidos.

Como preámbulo al plato fuerte de la noche pudimos disfrutar del directo de Dinosaur Pile-Up, banda de Leeds con dos discos a sus espaldas y que cumplieron con su cometido. El rocoso sonido de sus guitarras contrastaba con unas voces melódicas que nos remitían a Billy Corgan en sus buenos años. Un grupo a tener en cuenta a partir de ya.

conciertos-madrid-brand-new

Tras estos, Brand New llegaban a Madrid con su nuevo disco casi a punto y del que ya pudimos escuchar un adelanto, ‘Mene’, con el que comenzaron el concierto para revolucionar al público desde el segundo en el que pisaron el escenario. Aunque Jesse Lacey, Garrett Tierney, Brian Lane y Vincent Accardi forman el núcleo del grupo, fueron varios los músicos que les acompañaron para alcanzar la complejidad de temas como ‘Sink’, ‘Gasoline’ o ‘Degausser’ que, a pesar del sonido irregular de la sala Cats, nos reventaron los tímpanos y nos calaron los huesos. Lacey es un frotman de primera y el estar ligado a su guitarra no le impide echarse el grupo a sus espaldas y escupir cada palabra como si le fuera la vida en ello. Con una agresividad fuera de lo normal sonaron una descomunal ‘You Won’t Know’, el atronador final de ‘You Stole’, la imparable ‘Sowing Season (yeah)’ a tres guitarras o ‘Sic Transit Gloria… Glory Fades’, cantada a pleno pulmón por toda alma viviente en la sala. Temas que se fueron sucediendo casi sin descanso, con el grupo regalándonos unos interludios instrumentales entre ellos que, unidos al imponente juego de luces, dieron a todo un sentido de unidad impecable. Tanto como la labor de Lane a la batería, preciso como un reloj y con un aura de luz blanca constante que atraía todas las miradas.

Corta se nos hizo la hora y media larga que estuvieron sobre el escenario hasta despedirse con una emotiva ‘Jesus Christ’ y volver para rematar la jugada de la mejor manera posible: Jesse, solo en el escenario, nos preguntó si queríamos un tema acústico en solitario o que hiciera ruido toda la banda. Sonó ‘The Quiet Things That No One Ever Knows’. Imaginad la respuesta.

Texto: Iván Díaz
Fotografías: Luis Arteaga

Brand New

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.