Toundra + Exxasens @ Sala Apolo (Barcelona) 30-01-2015

cronica toundra barcelona apolo fotos madrid joy eslava

Desde hace unos años estamos viviendo como, poco a poco, el rock instrumental se hace un hueco en España. Si bien es cierto que todaví­a no ha conseguido la popularidad que tiene en otros paí­ses, cada vez son más los festivales y conciertos en los que el micrófono está de más.

El concierto del pasado viernes en la Sala Apolo de Barcelona no hizo sino confirmar que estamos en un momento magní­fico para los amantes de este género. Toundra, que venían de llenar dos días seguidos la Joy Eslava de Madrid, presentaban su cuarto álbum ("IV"), el cual habí­a visto la luz sólo unos dí­as antes. Como invitados para esta ocasión tan especial contaron con sus antiguos compañeros en Aloud Music, los locales Exxasens.

Era la tercera vez que veía a los barceloneses en menos de un año, pero esta vez tenía especial interés en ver de qué eran capaces al tratarse de una sala de mayor tamaño que en las anteriores ocasiones. La Apolo tiene uno de los mejores sonidos de los que he podido disfrutar y, acompañados de unas geniales proyecciones, Exxasens lo aprovecharon para realizar el mejor concierto en el que les he visto hasta la fecha. Tocaban en casa y se notaba. Estaban a gusto y supieron contagiar la energía y la intensidad que les caracteriza a un público que poco a poco llenó la sala. Sonaron como nunca y demostraron que no hay ocasión en la que no cumplan con creces.

Mientras tanto, en el centro del foso, un viejo astronauta de mono naranja permanecía atónito ante lo que estaba presenciando, dejándonos quizás una pista de lo que será el próximo video de la banda. Y es que, según supimos hace poco, han decidido "bajar a la tierra para grabar el nuevo disco". Un concierto redondo que dejaba todo listo para el plato fuerte de la noche.

toundra-apolo-joy-eslava-concierto

Toundra es la mejor banda de rock instrumental que he visto. No hay discusión posible. Hací­a unos días que su último disco habí­a sido puesto en streaming y esta vez, a diferencia de los anteriores, las primeras escuchas no me habían terminado de llegar. Quizás fuera por el poco tiempo para exprimirlo, no lo sé. Pero estamos hablando de una banda que juega en otra liga, en la de los grandes. Sólo hizo falta que tras el piar de pájaros del inicio de 'Strelka' la banda fuera entrando poco a poco y sin respiro enlazara con 'Marte' para ponerme en mi sitio. Siguen siendo una apisonadora en directo. Sus guitarras suenan tan melódicas como pesadas, con unas líneas de bajo atronadoras que se completan con una de las mejores baterías que he visto sobre los escenarios.

Las canciones del nuevo disco, que tocaron casi en su totalidad, mantienen esa lí­nea ya propia de la banda en la que se abandona cualquier amago de estribillo a favor de una mayor complejidad en la composición, siendo increí­ble que consigan bordar los temas de la manera en que, por ejemplo, lo hicieron con 'Oro Rojo' o 'Belenos' (precedida de la "ruidosa" 'Lluvia'). Quizás el ritmo del concierto se viera algo pausado cuando, al sumarse vientos, cuerdas, otra guitarra y percusiones, la banda pasaba de cuatro a casi una docena de músicos sobre el escenario. Sin duda un mal menor que se compensa con creces cuando se disfruta de piezas como 'Viesca' o 'Requiem'.

Aún así­, y gracias a unas composiciones de una calidad y una sutileza impecables y a los constantes cambios de ritmo, Toundra son capaces de crear un ambiente relajado para llevarte, sin que te des cuenta, a un estado de máxima intensidad en el que la banda es demoledora. 'Cielo Negro', 'Kitsune', 'Zanzíbar' o la impecable 'Magreb' dejan aturdido a cualquiera y es inevitable no contagiarse de la energí­a y la tensión que transmiten. Casi sin enterarnos, y mientras nos dejábamos vapulear por 'Bizancio', la banda se despedía para, tras una breve pausa, poner fin a la noche con la magní­fica 'Ara Caeli'. Terminaba así­ un concierto soberbio a todos los niveles de una de nuestras mejores bandas.

P.D. Durante el concierto, una de las personas con las que fui, y que nunca antes los habí­a visto, me miró varias veces con las manos en la cabeza y la sonrisa en la cara, un perfecto resumen de lo que es el directo de Toundra.

Texto: Julio Ayllón
Fotografí­as del concierto de Madrid (28/01/2015 en Joy Eslava): Belen Aguayo

Toundra

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.