The Wave Pictures @ Sala Joy Eslava (Madrid) 19-03-2015

cronica-concierto-wave-pictures

Asiduos a la capital, y a la península en general, The Wave Pictures presentaban ayer su reciente último disco "Great Big Flamingo Burning Moon" en la sala Joy Eslava de Madrid. Quien no haya visto nunca a este trio en directo (ahora reconvertido en extraño cuarteto), podría verse sorprendido cuando los ingleses salieron al escenario con sus camisas hawaianas de manga corta y sus pantalones anchos, haciéndonos retroceder veinte años y dibujando en nuestra mente un pueblucho situado en algún lugar perdido de Londres. Igual de sorprendidos quedarían cuando David Tattersall agarró su guitarra y empezó deslizar sus dedos por los trastes con endemoniada rapidez. Podría decirse que Wave Pictures son eso, un suspenso en pose y un sobresaliente en efectividad.

Tras un comienzo esperanzador, unos problemas técnicos en la batería obligaban a Tattersall a desmarcarse del resto de la banda y regalarnos él sólo junto a su guitarra esa canción lenta de nombre 'Sweetheart', una maravilla perfectamente ejecutada. Empezaban a caer los nuevos temas, bien defendidos pero quizá escasos en un set list un tanto extraño, que cabalgaba por su discografía dejando para después los temas más conocidos, y que indagaba con bastante constancia en temas muy tranquilos.

Fueron bien recibidas 'Great Big Flamingo Burning Moon', la canción que da nombre al nuevo disco, y 'I Could Hear the Telephone', pero los nuevos temas empezaban a dejar paso al repertorio anterior. Pronto llegó la bailonga 'Before This Day' y la coreada 'Long Black Cars', disco del cual extrajeron poco después 'Never Go Home Again' y 'Stay Here and Take Care of the Chickens'.

Con el público bastante caliente, y la mano de David Tattersall más, había tiempo para ceder el micro al batería Jonny Helm, que se animó tanto desde su instrumento como desde el micrófono central a poner su voz a la velada en temas como 'Skimo Kiss' e incluso versiones de Daniel Johnston. Versiones que se repitieron, pues los ingleses ya han ofrecido conciertos tributo al músico americano, y así nos regalaron 'My Life is Starting Over' y 'Hoping'.

El tramo final fue dedicado a los temas más conocidos con 'Little Surprise', 'Spaghetti' y 'Leave the Scene Behind' dejando otra vez de manifiesto la calidad y el buen hacer de los ingleses, que incluso olvidándose de algunas de sus mejores canciones, consiguieron hacer vibrar al público madrileño.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.