Now Reading
The Warlocks + Dead Rabbits @ Sala La Boite (Madrid) 22-09-2016
Dark Light

The Warlocks + Dead Rabbits @ Sala La Boite (Madrid) 22-09-2016

cronica-concierto-warlocks-madrid

Con los sonidos psicodélicos tan en boga a día de hoy, no estaría de más echar de vez en cuando la vista atrás y prestarle la atención que se merecen a formaciones que llevan años con ellos por bandera. Es el caso de The Warlocks, surgidos a finales de los 90 en torno a la figura de Bobby Hecksher, particular voz y presencia escénica al frente de un proyecto que no ha perdido un ápice de personalidad a lo largo de los años a pesar de constantes cambios de formación. Poco habituales de nuestros escenarios, los de California han hecho triple parada en nuestro país dentro de su actual gira europea y no dejamos pasar la oportunidad de disfrutar de su directo a su parada por Madrid.

Tras caerse del cartel los locales Munic a última hora por problemas de horarios en la prueba de sonido, quienes abrieron la noche fueron Dead Rabbits. Los británicos están acompañando en toda la gira a The Warlocks, formando unos dobles carteles estratosféricos, de esos que dan todo el sentido del mundo a una noche de expansivo y creciente sonido en vivo. Con un deje en la voz que nos traía a la mente a los casi innombrables Joy Division, los de Southampton presentaban su reciente “Everything Is a Lie” apostando fuerte por él desde el inicio. Abrieron el show con el tema que da nombre al disco y suplieron cierta falta de potencia en las guitarras con unas líneas de bajo serpenteantes y un mullidito colchón de teclados ochenteros que se empastaban a la perfección con las pedaleras espaciales del guitarrista Neil Atkinson y la frágil pero matemática pegada de Suzanne Sims a la batería. Concierto breve pero intenso con el que levantaron la bruma sonora perfecta y conquistaron alguna de las mentes que se iban agolpando en las primeras filas esperando la descarga principal de la noche.

Ésta llegó poco después cuando, tras poner todo en orden sobre el escenario, The Warlocks se situaban en una fila perfecta creando un muro físico que se iba a convertir en uno sonoro en cuanto abordaron los compases iniciales de ‘Red Camera’. Arrancando con uno de sus temas más oscuros calentaron sus cuatro guitarras a base de una densidad que casi se podía masticar. Cuando el shoegaze sale de la neblina británica para situarse en el desierto de California se convierte en esto. Capas y capas de aridez guitarrera sobre la voz de un Hecksher de seria mirada que parecía dirigir con sus movimientos una infernal orquesta sónica mientras las primeras filas danzaban hipnotizadas en una comunión que rozaba el aquelarre.

Partiendo de esa vertiente más siniestra de su música fueron avanzando hacia los temas más directos y melódicos y el rock psicodélico de balazos como ‘Shake the Dope Out’ o ‘The Dope Feels Good’ puso a bailar a unas primeras filas militantes, de las que cantan las canciones puño en alto, mientras que el aplastante ritmo de temas como ‘Zombie Like Lovers’ nos pasó por encima sin hacer prisioneros. Cuatro guitarras no siempre son muchas guitarras, y cuando éstas se aprovechan bien dan pie a momentazos instrumentales encadenados como los que vivimos la pasado noche. Lisérgicas jams en las que no sabías desde donde te podía llegar el siguiente golpe, asaltos continuos de pura psicodelia sureña y una interminable catarsis musical demostraron que The Warlocks llevan años haciendo esto y su propuesta está ya más que perfeccionada.

Fotografía: Oscar Carreño

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2021. Everlong Magazine. Todos los derechos reservados
Scroll To Top