My Morning Jacket - "The Waterfall II" (2020)

my morning jacket the waterfall 2 disco criticaMy Morning Jacket publicaban hace cinco años “The Waterfall”, su último disco de estudio. Tras este y su correspondiente gira la banda parecía sumergirse en una separación indefinida con su líder, Jim James, ocupadísimo y sin dejar de publicar discos en solitario (hasta cinco ha lanzado en estos años), hacer numerosas colaboraciones y hasta produciendo a otras bandas. Algunos habíamos perdido la esperanza ya y pensábamos que el grupo había llegado a su fin y justo cuando este se reactiva el mundo se ve inmerso en esta pandémica locura. No pasa nada, mientras trabajan en sus nuevas canciones y preparan la gira que, presumiblemente, les devolverá a los escenarios el año que viene lanzan por sorpresa este “The Waterfall II”. Sus diez canciones son rescatadas de las sesiones de grabación del disco publicado en 2015 y, según el propio James, no son estas las únicas que se quedaron fuera, ya que el disco llegó a concebirse como un álbum triple. ¿Es esta entonces una obra menor dentro de la carrera del grupo? Yo diría que no, ya que estas canciones se concibieron en el mejor momento creativo de la banda, uno en el que dejaron atrás todas las fronteras y cadenas que tal vez estaban lastrando algunos de sus trabajos anteriores, ya de por sí interesantes. Solo podemos achacarle a esta colección cierta falta de consistencia en el resultado final, como si algunas de las canciones no se hubieran concebido para estar junto a las otras. Un defecto leve y que, sin duda, podemos perdonarles.

El disco, marcado por un lógico continuismo sonoro, lo abre y cierra con similar belleza instrumental ‘Spinning My Wheels’ y ‘The Firs Time’. Entre medias, acercamientos a la psicodelia rockera en ‘Still Thinkin’, homenaje velado a Queen en la rítmica y las guitarras descacharradas de ‘Beautiful Love’ y acercamientos a su lado más amablemente americana. Grupos como ellos o Band of Horses saben llevar este sonido hacia el pop de manera más que digna mientras otros lo hacen de forma bastante sonrojante. Ahí están canciones como ‘Climbing the Lander’ o la luminosa ‘Run It’ para demostrarlo. Pero en cualquier caso, es cuando más experimentales, expansivos y libres de ataduras se muestran cuando muestran su parte más interesante y disfrutable. Por este lado hay que destacar canciones como ‘Feel You’, de sonido vaporoso, con el falsete de James, un colchón de teclados y las guitarras poniendo el siempre magistral arreglo. También ‘Magic Bullet’, una genialidad que ya habíamos podido escuchar y que se mueve por unos caminos que más tarde exploraría a lo grande James en alguno de sus trabajos en solitario. Toneladas de groove en una base funk que va creciendo y creciendo hasta la explosión final. Por último, una ‘Wasted’ en la que explotan su lado más rockero, con un riff que se repite hasta la saciedad y una marcada épica en los coros para mutar a mitad del tema en canción instrumental, con unos teclados muy Supertramp y todo un derroche de punteos y vientos.

A cada escucha estoy más convencido de que hay que dejar de lado aquí términos como “obra menor” o “disco de descartes”. “The Waterfall II” está a la altura de los mejores My Morning Jacket y ya no sé si tengo más ganas de escuchar un nuevo trabajo de los norteamericanos o el resto de canciones que les quedan por mostrar de aquellas sesiones de grabación perpetradas hace ya más de un lustro.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.