[Actualidad] My Morning Jacket - "The Waterfall" (2015)

my morning jacket the waterfall reseñaCuatro años han tardado My Morning Jacket en volver a publicar un disco de estudio tras aquel potente, pegadizo y rockero “Circuital” de 2011. Un disco que ponía el listón muy alto y al que han sabido dar continuidad con la pequeña vuelta de tuerca que supone “The Waterfall”, seguramente el disco más cuidado que han publicado los norteamericanos. Un trabajo que viene muy influenciado además por lo que ha pasado en estos cuatro años de separación entre discos, es decir, por el lanzamiento de “Regions Of Light And Sound Of God”, intimista álbum en solitario de Jim James, cantante y principal compositor de la formación, además de productor del disco junto a Tucker Martine (The Decemberists, Neko Case).

Aunque el disco se abre con la animada y optimista ‘Believe (Nobody Knows)’ y esa ‘Compound Fracture’ de comienzo ochentero, es en el tercer corte, ‘Like A River’, donde ya notamos esos ecos a la aventura en solitario de James. El constante falsete del cantante viene acompañado por unas delicadas guitarras y unos cuidadísimos coros y capas de voces, algo que será una constante a lo largo de todo el álbum. También en ‘In It’s Infancy (The Waterfall)’ recorren la senda de la melancolía con un onírico pasaje de guitarras en el que la palabra ‘again’ se repite hasta la saciedad atrapándonos ya definitivamente en las redes del disco. Tras ésta, la semiacústica ‘Get The Point’ funciona casi como amable interludio para dar paso a ‘Spring (Among The Living)’, uno de los mejores temas. James abandona aquí el falsete para soltar cierta rabia contenida en una canción que va creciendo entre pasajes de sintetizadores, una rítmica batería y unos souleros coros femeninos en la parte final que le dan el toque exacto de épica. En ‘Thin Line’, en cambio, son los teclados y una guitarra que recuerda a sus contemporáneos The War On Drugs y que se eleva a los cielos los que llevan la canción a otra dimensión.

Y ya en la parte final nos ofrecen ‘Big Decisions’, uno de esos temas directos, con sabor a single y de sonido puramente americano que tan bien han sabido hacer en el pasado (no cuesta entender por qué fue este el primer adelanto del disco) para rematar la jugada con otras dos auténticas joyas. ‘Tropics (Erase Traces)’ derrocha groove, con el fraseo de James jugueteando con un bajo de sabor funk y, de nuevo, esos oníricos coros aportando una lisérgica neblina musical que nos rodea y que nos sumerge definitivamente en ella con la posterior ‘Only Memories Remain’, tema que cierra el disco. Siete minutos en los que James casi se erige en tímido crooner y que tiene todo lo bueno de su disco en solitario y parte de lo mejor que puede aportar una banda como la que le acompaña en My Morning Jacket.

‘The Waterfall’ es uno de esos trabajos para disfrutar de principio a fin. Pausado, bello, relajante, onírico y más y más disfrutable con cada nueva escucha en la que descubrir algunos de sus numerosos detalles.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.