La Maravillosa Orquesta del Alcohol @ Sala La Riviera (Madrid) 30-11-2017

cronicas-noticias-conciertos-maravillosa-orquesta-alcohol-madrid-riviera

Por mucho que a veces nos pongamos románticos con todo eso del underground, de que los grupos hacen discos para ellos y que no importa cuanta gente vaya a verlos a un concierto, la música en directo está hecha para ser disfrutada en compañía, y de cuanta más gente mejor. Es por eso que La Maravillosa Orquesta del Alcohol puede sentirse más que satisfecha (y orgullosa) de lo logrado en sus no demasiados años de vida. Haciéndose a ellos mismos, desde la independencia y la autogestión pero sabiendo de quién rodearse en este entorno, han consolidado una base de fans militantes junto a quienes ya se han apuntado varios tantos, siendo el que nos ocupa el mayor hasta ahora. En tres fechas en La Riviera ha conseguido La M.O.D.A. colgar el cartel de “entradas agotadas” en estos tiempos que corren, en los que los festivales de verano parecen dispuestos a copar la mayor actividad musical del año.

Tras sendos triunfos el viernes y sábado de hace dos semanas, fue en la tercera de las fechas, la que tuvo lugar el pasado jueves, en la que nos acercamos a la mítica sala madrileña para terminar de entender cómo la formación burgalesa ha llegado hasta aquí. Y no nos cabe duda de que ha sido a base de curtirse en uno y mil escenarios. Auténticos animales de directo, han perfeccionado una fórmula que conecta con el público ya desde la apertura dedicada a su nuevo disco, “Salvavida (de las Balas Perdidas)”, en la que enlazan ‘Mil Demonios’ con ‘La Inmensidad’ acompañados por dos mil gargantas. Las mismas a las que pidió ayuda David Ruiz en una emotiva ‘Oceano’ o incluso silencio para una ‘Campo Amarillo’ que encaró solo acompañado por su acústica y con la que invadió el alma de cada rincón de la sala.

Con su particular voz rasgada, Ruiz se impuso sólido al frente durante todo el concierto, con esas letras tan poéticas como cotidianas y que sin duda son otro de los grandes logros del grupo. También esa facilidad para pasar del folk más intimista al country más descerebrado, todo ello bañado por cierto regusto punk a base de potentes coros tabernarios y una actitud que invita al baile, al movimiento y a dejarse llevar. Desde el escenario así lo trasmitían a la perfección estos siete músicos de uniformada camiseta de tirantes que iban alternando instrumentos como canciones de sus tres discos de estudio. 'Hijos de Johnny Cash', '1932' o '¿Quién Nos Va a Salvar?' dejaron claro que esto viene de lejos, pero que fuera un tema como 'Héroes del Sábado', perteneciente a su último trabajo y convertido ya en himno, el que pusiera fin a la noche, demostró que La M.O.D.A. son un grupo con la vista en el presente. Eso y que han conectado con toda una generación, y cuando esto ocurre es difícil que algo salga mal.

Texto: Iván Díaz
Fotografías: Luis Arteaga

La M.O.D.A.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.