Kase O @ Sala La Riviera (Madrid) 17-02-2017

cronica concierto kase o la riviera madrid

Cada concierto un sold out. Así se puede resumir el éxito de la gira de Kase O para presentar “El Círculo”, nuevo disco en solitario de quien podríamos considerar la voz del rap en nuestro país. Tanto con Violadores del Verso como en solitario, Javier Ibarra ha ido cuajando una carrera siempre ascendente desde que a principios de los 90 y todavía en plena adolescencia grababa maquetas en su Zaragoza natal. Mucho ha llovido desde entonces pero con todo demostrado desde hace tiempo es de alabar que el maño no se haya establecido en el conformismo y tras publicar un disco con la banda Jazz Magnetism ha sido capaz de volver al rap y hacerlo sonar moderno sin necesidad de sumirse en la modernidad.

Acompañado por su inseparable R de Rumba a los platos y las segundas voces de El Momo, Kase O encaraba el pasado viernes la primera de sus dos fechas con todo vendido en La Riviera dándose un baño de masas desde esa ‘Intro’ que comienza épica y muta en artefacto de hardcore vieja escuela. Con “El Círculo” como símbolo y estandarte se sucedieron las primeras canciones de la noche en el mismo orden que lo hacen en el disco, con ‘Esto No Para’ alzando por los aires a toda la sala y una ‘Yemen’ en la que recogieron vítores gracias a un coreografiado baile final. Y es que sin perder la sensación de espontaneidad pudimos apreciar un show cuidado al milímetro, en el que las canciones se iban sucediendo con todo el sentido del mundo. Así encadenaron ‘Mazas y Catapultas’ con ‘Mitad y Mitad’ o pasaron de la intimista ‘Basureta (Tiempos Raros)’ a una jovial ‘Cantando’ como alegato a lo positivo de la vida. Erigido en predicador, Ibarra dedicó palabras de optimismo y superación al público en todo momento y teniendo en cuenta que artistas como él se convierten en auténticos ejemplos a seguir de miles de adolescentes no está de más que lo haga.

No faltaron tampoco los constantes recuerdos a años pasados, tanto con canciones de Violadores como la aclamadísima ‘Pura Droga sin Cortar’ o la añeja ‘Ninguna Chavala Tiene Dueño’, hasta la más reciente ‘Como el Sol’, perteneciente a su disco junto a Jazz Magnetism. Tampoco las colaboraciones. Si en Barcelona se reunieron sobre el escenario todo Doble V aquí fue Sho-Hai quien se unió a la fiesta para interpretar una ‘Vivir Para Contarlo’ con sabor a nostalgia y esa ‘Viejos Ciegos’ que pudieron plasmar en directo a la perfección gracias a la participación también de Xhelazz. Junto a ellos afrontó la recta final de un concierto que se fue a las dos horas de duración y en el que Kase O volvió a demostrar (si es que era necesario) que nadie le hace sombra en el panorama rapero de este país. Y visto lo visto, seguramente nadie conseguirá hacerlo nunca.

Fotografía: Gustaff Choos

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.