[Actualidad] Trepàt - "Canción Divina" (2020)

trepat nuevo disco cancion divinaCinco años han pasado desde la publicación de “El Amor Está en la Tierra”, anterior disco de Trepàt, y, como afirma la nota de prensa que acompaña a esta “Canción Divina”, los de Granada no han querido romper su silencio discográfico hasta dar forma a algo de lo que sentirse orgullosos. Ya pueden sacar pecho, porque esta nueva media hora de música profundiza en el viaje sonoro de la banda, abrazando ambientes electrónicos a los que siempre han sido afines pero con la melodía y los sonidos orgánicos como afilada punta de lanza.

El disco arranca con ‘Power’, la energía de una sirena y toda una invitación lírica a adentrarnos en su alma, a comenzar el viaje. Ritmo machacón y sintetizadores de rave postapocalíptica que acaban en una explosión de ruido y distorsión guitarrera. Los Trepàt más shoegaze rematan con toda su fuerza en este inicio para dar paso después al desahogo acústico de ‘Explosión’. Preciosa y afilada melodía de guitarras y la voz de Juan Luis para mostrar la cara más pop de su sonido, como si del reverso luminoso de algunas de las composiciones de su anterior trabajo se tratara. ‘Moverse’, primer adelanto del disco, respira el sonido de la banda por los cuatro costados. Imposible no reconocer a la banda en esos ambientes instrumentales tóxicos, llenos de capas de sonido que se van sucediendo sobre un ritmo constante y que contrastan tan bien con una melodía vocal que pone en todo lo alto este canto al amor en cada una de sus facetas. Después llega ‘Canción Divina’, que viene precedida por su propia intro, celestial y a la que pone voz Miriam en su único momento de protagonismo al micrófono. ‘Fuerza Descomunal’ se sostiene sobre teclado y voz, con un aire ceremonial que, de nuevo, desemboca en una ruptura rítmica cuando arranca después ‘Peligro’, dos minutos y medio de alerta constante. Guitarras rugosas y colchón electrónico con desenfreno final y que nos llevan al cierre. Éste lo pone ‘Desde la Oscuridad con Amor’, que suena a despedida y búsqueda de redención en el más cuidado de los ambientes instrumentales creados para el disco, con guitarras siempre luchando en la retaguardia.

De nuevo con el amor, ese sentimiento tan universal y a la vez llevado de manera tan personal por cada uno de nosotros, como eje central, Trepàt nos ofrecen otro viaje con principio y fin. Aunque esta vez se alejen un tanto del concepto en sí, no podemos concebir esta “Canción Divina” como algo que no sea una experiencia que va más allá de lo musical. Lo han vuelto a conseguir. 

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.