[Actualidad] Trepàt - "El Amor Está en la Tierra" (2015)

crítica disco trepat el amor esta en la tierraEn este 2015 que llega a su fin he visto a Trepàt dos veces sobre el escenario y es ahí donde me han conquistado. En ambas fechas tuve la sensación de que las canciones de “La Fiesta Oscura”, su debut discográfico publicado en 2014, adquirían nueva vida y se expandían a otro nivel con desarrollos instrumentales y una intensidad que no terminaba de encontrar en sus versiones de estudio. Nos faltaba ahora ver si conseguían llevar todo eso a la grabación de su nuevo álbum, y vaya si lo han hecho. “El Amor Está en la Tierra” es su segundo larga duración y una obra redonda, compleja, enigmática y altamente adictiva en la que dejan atrás cualquier tipo de anclaje sonoro para dar forma a un concepto propio, con el amor del título como eje central.

En torno a él gira una noche que se abre, como el disco, con ‘Onix’ y que llega a su fin con ‘Amanece’, onírica y celestial y con la que casi se puede sentir el sol comenzando a bañar nuestra cara. Por el camino queda todo un periplo de toxicidad repleto de sensualidad y en el que sintetizadores, líneas de bajo ochenteras, las voces de Juan Luis y Miriam y un millón de pequeños arreglos sintéticos y orgánicos desfilan y bailan entrelazados atrapándonos en ese torbellino de sensaciones al que han conseguido dar forma de manera brillante. Un álbum que merece su escucha completa y dedicada para poder disfrutar plenamente de canciones tan fascinantes como ‘Crack’, la casi industrial y dolorosa ‘El Amor Está en la Tierra’, la más directa ‘Torturas en los Bares’, una ‘Pasión y Visionario’ sangrante, hipnótica y escalofriante, con frases que se clavan como agujas (“llevas gusanos en tu comida, por los años podrida”) o ‘La Playa’, donde llevan su parte más atmosférica al extremo en un tema de más de seis minutos en el que la voz de Miriam primero y Juan Luis después nos mecen y guían hacia la luz sonora que nos encontraremos ya de frente en la final ‘Amanece’.

Con discos así el amor está en la tierra, no nos cabe ninguna duda.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.