[Actualidad] La Big Rabia - "La Big Rabia" (2016)

la big rabia reseña disco 2016La gran fuerza dramática de La Big Rabia sigue manifestándose en su tercer y homónimo álbum, producido por Pedro de Dios (Guadalupe Plata), que además de colaborar activamente con los chilenos ha entendido como nadie su propuesta, quizá por cercanía a una estética y a un sonido pantanoso del sur y en el que manda la canción con forma de puñal.

Que una etiqueta como el garaje este a día de hoy tan de actualidad no deja de ser desconcertante, aunque en realidad lo que descoloca y satura sea la cantidad de bandas modernitas que hacen bandera y gala más de una estética que de una ética. Muy pocos en este país han profundizado en un discurso propio, ciñéndose la inmensa mayoría a patrones seguros y a repeticiones cansinas de los mismos beats. En el caso de La Big Rabia en particular y de Latinoamérica en general el blues, el surf y el rock and roll se asimilan para escupirlos con acento, con mucho acento, y todo esto se traduce en personalidad, eso que por aquí a veces echamos de menos.

El bolero más enfermo de amor se da la mano con el blues más embarrado en este álbum homónimo que se ha convertido en su mejor repertorio cantinero y sudadito hasta la fecha. De sonido directo y restando arreglos o recursos que luego no puedan ser desarrollados en los recitales y a diferencia de su anterior entrega, "Leche y Mierda" (un álbum que solo tiene de feo el nombre), aquí se va absolutamente al grano, al corazón espinado de la canción profunda y con raíces que ellos visten como nadie con unas baterías que se dibujan con ritmos tan complejos como sencillos, poderosas guitarras que echan humo y una voz que cada día suena más convincente.

Quizás los mejores exponentes de su propuesta sean el primer single, una ‘Ya No Quiero Más’ que cierra el álbum, y ese ‘Dime’ encargada de abrirla con sus dejes a lo Sandro, acordes menores que lloran y toda la rabia emocional y borracha destilada. El blues se hace también más evidente en esta grabación y en ello tal vez Pedro de Dios tenga algo que ver pulsando las seis mojadas cuerdas de canciones como ‘La Perdida’ o la arrastrada y emocionante ‘No Hay Demonios’. Por otra parte añadimos desde aquí que ‘Blues Malo’ no hace para nada honor a su nombre y que ‘Quiero Paz’ tiene mucho de canción espiritual pero más que interpretándola en un templo esta se entienda mejor emborrachándose después de salir de él.

Vírgenes, puñales, rosas, tragos… toda la profundidad del sur interpretada por un Puñete y un Vaniv X en estado de gracia. Música de borrachos que nos va embriagando más y más a cada escucha.

Sobre el Autor

David Doinel
David Doinel

Tengo un podio en mi casa, soy el primero cuando quiero.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.