Porridge Radio - "Every Bad" (2020)

every-bad-discos-porridge-radio"Every Bad" bien podría ser el titular que resuma todo el 2020. Un año que pasará a la historia como una etapa maldita para la humanidad. Aunque no todo ha sido malo y aquí están las británicas Porridge Radio para regalarnos discos tan sobresalientes como este. Como reza el estribillo final de 'Born Confused': "Thank you for making me happy". Una letra que, no obstante, brota del nihilismo y de la acidez más absoluta. Un auténtico temazo en el que la colérica Dana Margolin nos introduce en plena crisis existencialista. Dudas que en el campo de las relaciones sentimentales se extienden a 'Give/Take', generando esa dicotomía permanente entre dar y tomar. Rock directo con una cadencia totalmente imparable y una consigna de lo más sincera: "I like you and you like me. But I've got other things that make me happy". 

Inseguridades que se extienden también a las brutales frases detrás de 'Pop Song', un corte de melodías atmosféricas y baterías cambiantes. En la misma línea que esa 'Lilac' que termina siendo casi un conjuro para ahuyentar fantasmas. Ambientales aunque mucho más inofensivas suenan en 'Nephews' y en los matices casi andinos de 'Homecoming Song', dejando su parte más positiva para 'Circling', donde parece haberse completado un poco la purga. Pesadillas que vienen desde la devastadora 'Sweet', donde la suavidad precede a la tormenta más furibunda. La flamígera voz de Margolin encuentra aquí su punto más álgido en todo este ritual de sacar la porquería fuera. Más de lo mismo en el pop engañoso detrás de 'Don't Ask Me Twice', donde la vocalista hace un impecable ejercicio de contención y desato, entregándose al punk más oscuro desde la melodía.

Usando (y en ocasiones abusando) las repeticiones, Porridge Radio nos mecen en el bucle constante hasta convertirlo en rasgo de estilo. Desde la robotizada voz de '(Something)' a la misteriosa 'Long', pasando por cada uno de sus cortes. Unos de esos hechizos que hay que decir varias veces para que calen hondo y tengan efecto. Y definitivamente, con este volumen las de Brighton lo han vuelto a conseguir: nos han encantado.

Sobre el Autor

Luis Arteaga

Todavía te debo una disculpa, no te devolví el cuchillo nunca.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.