Now Reading
León Benavente – «ERA» (2022)
Dark Light

León Benavente – «ERA» (2022)

Foto del avatar
leon benavente nuevo disco era

Es digno de mención y muy celebrable que bandas como León Benavente, con la partida ya ganada de antemano, no se asienten en el inmovilismo. Desde que debutaron en aquel lejano 2013 con su disco homónimo cada nuevo paso ha supuesto un pequeño giro estilístico, diría que ajeno a modas. Con ello han ido ganando nuevo público sin la necesidad de plegarse a los dictados de la industria y son, desde hace tiempo, una de esas bandas que aseguran gente en cualquiera de los mil y un festivales que pueblan nuestra geografía. Ahora llegan con un cuarto disco, que lleva por título “ERA” y que de nuevo les aleja un poco de la senda marcada para volvernos a exigir atención como oyentes. Lo han conseguido desnudando de guitarras sus canciones, intercambiando instrumentos y partiendo de unos ambientes electrónicos creados por Edu Baos, hasta ahora bajista del grupo.

En cualquier caso, los mimbres de su sonido siguen aquí presentes y aunque en ‘Mítico’ distorsionen voces y se acerquen a ambientes sonoros modernos predomina en todo el trabajo una electrónica elegante y cercana al rock y las melodías pop. En temas como ‘Persona’ suenan ochenteros y hasta remiten a The Cure. En otros como ‘Canciones Para No Dormir’ podríamos decir que se acercan a ese The Weeknd que busca sonar a clásico y en ‘Di No a la Nostalgia’ nos brindan una parte instrumental intermedia con una guitarra acústica sonando en medio del apocalipsis y un subidón sintetizado que podrían firmar Darkside. Lo dicho, una electrónica elegante que toma posesión del disco en prácticamente todo momento y que solo deja protagonismo a la electricidad en canciones como ‘Viejos Rockeros Viejos’, un “kill your idols” de manual repleto de ironía, o en esa explosión de shoegaze industrial que es ‘Te Comes Mi Corazón’, con Isa y Rodrigo de Triángulo de Amor Bizarro pervirtiendo los mandatos del convencionalismo. Una colaboración tan interesante como la que protagoniza Miren Iza, de Tulsa, que vuelve a compartir voces con Abraham Boba en este disco pero llevándonos a las antípodas de su anterior colaboración con la banda. ‘Todas las Letras’ es una marcianada con una base sonora abrasadora, unas percusiones muy LCD Soundsystem y un diálogo vocal que pone la absurda letra al servicio de la canción. Mucho más convencionales suenan en ‘La Gran Muralla’, tema de puro romanticismo pop, y la final ‘La Cámara de Ecos’, canción ligera plagada de arreglos de cuerda y con cierto sabor a Nacho Vegas, socio y mentor de la banda durante años, en el estribillo. Todo un balance vital a cargo de un Boba que se desnuda una vez más para hacernos partícipes de sus canciones. Con todos estos elementos por bandera es inevitable que León Benavente vuelvan a conquistarnos.

Scroll To Top