[Actualidad] The War on Drugs - "A Deeper Understanding" (2017)

war on drugs critica nuevo disco a deeper understandingLa portada de “A Deeper Understanding” se me antoja como toda una premonición de lo que podemos encontrarnos en las diez nuevas canciones de The War on Drugs. Un Adam Granduciel taciturno, medio iluminado sobre su piano y con algunos instrumentos más al fondo de la habitación nos observa girando la cabeza, en parte invitándonos a escuchar lo que su brillante mente ha creado y en parte tímido por abrirse demasiado musicalmente a nosotros. Compositor, productor y multi instrumentista, Granduciel ha alcanzado con este nuevo trabajo una cima creativa que ya rozaba con los dedos en el anterior “Lost in the Dream”. Y es que “A Deeper Understanding” es la perfección hecha canciones.

Bebiendo de las fuentes del rock clásico, de las grandes bandas y artistas de los 70 y los 80, de Dire Straits, de Tom Petty, del mejor Springsteen y del Dylan más electrificado The War on Drugs nos conecta con el presente, el de esos grupos que deberían ser leyenda pero no lo son porque la vida, la industria musical y la cultura parecen no dar para más. Durante algo más de una hora “A Deeper Understanding” nos sobrecoge envolviéndonos en sus preciosos pasajes instrumentales, progresivos, ascendentes e hipnóticos y que llevan las canciones a sobrepasar los seis minutos sin complejos y expandir el éxtasis hasta el momento exacto de ponerle fin. Contribuye a ello un nivel de detalle en los arreglos difícil de recordar en un disco de rock reciente. Guitarras, teclados, órganos Hammond, un Wurlitzer, un slide puntual, algunos vientos, detalles sampleados, percusiones, sólidas líneas de bajo, unas baterías secas de espíritu ochentero y esos punteos más grandes que el universo dan forma a un sonido compacto y cohesionado, sólido como un roca.

Se hace difícil hablar de canciones ante un disco tan redondo pero si tenemos que hacerlo ahí está ‘Pain’, con su electrizante parte central sobre colchón de acústicas, la veloz ‘Holding On’ y sus sudorosas baterías, la espacial ‘In Chains’, o esas dos obras maestras que son ‘Strangest Thing’ y ‘Thinking Of a Place’. Pausadas, cocinadas a fuego lento, siempre ascendentes y con la poderosa sensación de tener algo nuevo que mostrar tras cada recoveco sonoro se bastan por sí solas para ensalzar este disco como uno de los trabajos discográficos más grandes del año y, por qué no decirlo, también de lo que va de siglo.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.