[Actualidad] Rolling Blackouts Coastal Fever – “The French Press” (2017)

rolling-blackouts-french-press-criticaLa energía de la gigantesca ola que levantaron Rolling Blackouts Coastal Fever con su EP de debut, "Talk Tight", les sirvió para cruzar el Pacífico rumbo a Seattle y firmar con Sub Pop, sello con el que lanzaban este mismo año su segundo trabajo titulado "The French Press". De nuevo en formato corto, los australianos despachan en tan solo 23 minutos 6 nuevas canciones donde vuelven a dejar claro su talento para crear melodías pop altamente adictivas desde la primera escucha.

La frescura de Rolling Blackouts funciona a través de la combinación de las voces de Fran Keany, su primo Joe White y Tom Russo, tridente que se extiende también a las guitarras, formando un entresijo de riffs maravillosos que a menudo se desarrollan en direcciones opuestas para terminar creando temas tan impetuosos y perfectos como 'French Press' o 'Julie's Place'. Tonos melancólicos que desbordan potencia a raudales con el empaque y el ritmo que aportan Marcel Tussie a la batería y Joe Russo (hermano de Tom) a cargo del bajo. Y mientras que algunos momentos de 'Sick Bug' podrían traernos a la memoria el sonido de los primeros The Strokes, la música del quinteto de Melbourne nada mejor entre las aguas de Parquet Courts y las atmósferas pasadas de revoluciones de los Real State más vitaminados. Una síntesis que les permite arrojar chorreones de color en la veraniega 'Colour Run' y recorrer los pasajes oníricos más nostálgicos en 'Dig Up'.

Brillando también en los arreglos, con voz profética y el mensaje reflexivo detrás de 'Fountain of Good Fortune', Rolling Blackouts cierran el disco al amparo de un fraseo de guitarra árido y desértico y unos coros que hacen crecer la canción hasta perderse en otro desarrollo de melodía absolutamente delicioso. En definitiva argumentos más que suficientes para calificarles como uno de los descubrimientos más sorprendentes y prometedores de los últimos tiempos.

Sobre el Autor

Luis Arteaga
Luis Arteaga

Todavía te debo una disculpa, no te devolví el cuchillo nunca.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.