[Actualidad] Quicksand - "Interiors" (2017)

quicksand critica disco interiorsNada menos que 22 años les han hecho falta a Quicksand para limar asperezas, reunirse en un estudio de grabación y dar forma a una nueva colección de canciones que retoma una historia que finalizó a mediados de los 90 con algún affair repartido por estas dos décadas. Mucho han cambiado las cosas para los miembros del grupo desde entonces. Para empezar Tom Capone, uno de los guitarristas de la formación inicial, se ha mantenido al margen aquí, dando todo el protagonismo al batería Alan Cage, un Sergio Vega que se subió al carro de Deftones hace ya unos años y la inconfundible personalidad de Walter Schreifels, afanado productor además de voz de unos Rival Schools casi tan efímeros como la primera etapa de Quicksand. Así, en formato de power trío la banda deja atrás su pasado más punk para ganar limpieza y nitidez en un sonido depurado pero nada falto de contundencia.

Precisamente como unos Rival Schools hipervitaminados, éste “Interiors” se abre con urgencia y sin titubeos. La inicial ‘Illuminant’ viene dirigida por una aplastante línea de bajo y las imperecederas melodías de Schreifels, siempre precisas y siempre reconocibles. Tras ella ‘Under the Screw’ desfila por la pasarela del mejor post hardcore mientras que ‘Warm and Low’ nos clava como puñales los más dolorosos acordes menores. Y tras este agresivo tridente inicial, y tras partir el disco con el primero de sus dos interludios, nos adentramos en la melancolía sonora de ‘Cosmonauts’, una de las grandes piezas del álbum y que muestra los Quicksand más alejados de su etapa inicial, adentrándose en unos cuidados pasajes instrumentales que pueden llegar a recordar a los propios Deftones. Una senda que recorren también en la siguiente ‘Interiors’, más enrevesada y ruidosa, y una ‘Hyperion’ en la que de nuevo son las melodías las que toman el control del tema. A partir de aquí el disco adolece de una cierta sensación de monotonía que termina por disiparse en la final ‘Normal Love’, atravesada por otra de esas contundentes líneas de bajo cortesía de un Sergio Vega que demanda aquí todo el protagonismo que tal vez no recoge en Deftones y que termina por dejarnos un más que placentero sabor de boca.

Sería una pena que después de un disco como “Interiors” la carrera de Quicksand volviera a entrar en coma pero conociendo la actividad de sus miembros no sería de extrañar. 22 son muchos años, pero para unos pocos menos vamos ya bien servidos.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.