[Actualidad] Matt Kivel - “Last Night in America” (2019)

criticas-discos-matt-kivel-last-mightCon los títulos de las canciones en minúsculas, como si no quisiese despertar a nadie de ese letargo emocional contenido en su música, Matt Kivel vuelve con otra colección de temas que invitan a la reflexión pausada. Una propuesta que en esta ocasión es llevada al extremo. No, no se asuste si al poner el disco no escucha prácticamente nada más que silencio. Está todo bien, el disco no está en blanco. Es solo la forma en la que arranca este "Last Night in America" que va abriéndose a la vida como si de un amanecer se tratase. Los colores pastel y las suaves pinceladas de acuarela protagonizan los trazos de cada una de las pistas en una instrumentación y unos registros vocales plegados al estilo difuminado de Kivel.

Alternando los pasajes instrumentales más oníricos con momentos más experimentales llegan 'under glass air' o 'challenger', mientras que el plano vocal se mantiene siempre en esa delgada línea que bordea el susurro en temas cargados de nostalgia como 'the tower', 'pretty horses' o una 'wendy and roxanne' con aroma al incenso de una sesión de meditación andina. No faltan momentos con más pegada como el beat electrónico que acerca 'two braids' a las atmósferas sonoras de Beach House. Y es precisamente en estos puntos ligeramente más saturados y definidos donde encuentra su mejor registro. Dejando de lado la languidez más excesiva que en ocasiones peca de vacía, Matt Kivel regala en este álbum una joya que ya por sí sola justificaría la presencia de un disco para poder existir en él. Me refiero a la melancólica 'l.a. coliseum', que entre una melodía y una neblina al más puro estilo Amen Dunes narra una historia de enamoramiento a primera vista. De esos que terminan por quedar en nada, como un recuerdo en la memoria que sigue recitándose en bucle con todos los condicionales posibles. Solo cabe esperar que la nueva senda musical de Kivel siga incidiendo en canciones tan brillantes como esta, capaz de tocarnos por dentro y remover algunos sentimientos.

Sobre el Autor

Luis Arteaga
Luis Arteaga

Todavía te debo una disculpa, no te devolví el cuchillo nunca.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.