[Actualidad] Frank Carter & The Rattlesnakes - "Blossom" (2015)

frank carter and the rattlesnakes critica discoEn el ya lejano 2006 se publicaba “Orchestra of Wolves”, el debut discográfico de una nueva banda de Londres llamada Gallows que, sin inventar nada nuevo, mostraba una personalidad deslumbrante. Con un sonido sucio, entre el punk y el hardcore, y un cantante que escupía cada frase como si le fuera la vida en ello daban forma a un disco que te atrapaba entre infectas melodías. Tres años después llegó “Grey Britain”, mucho más oscuro, con un sonido más grisáceo y ese amor-odio tan británico hacia su tierra natal como estandarte. Tras él, su pelirrojo vocalista y seguramente la parte más importante y reconocible del grupo, Frank Carter, dejaba el grupo tras unos años tal vez demasiado extremos. Gallows siguieron vivos con la incorporación de Wade MacNeil de Alexisonfire como cantante pero esa es otra historia.

La que nos interesa aquí es la de Carter, quien tras su marcha del grupo se estableció en los Estados Unidos y nos sorprendió a todos formando Pure Love y publicando en 2013 “Anthems”. Con unas coordenadas totalmente opuestas a lo que nos había ofrecido hasta ahora, en Pure Love se destapaba como un gran cantante sin necesidad de gritar hasta la extenuación. “Anthems” era simplemente un disco de rock, de corte clásico y con cuidadas melodías. Y no estaba nada mal, la verdad.

Pero tras éste llegó 2014, un año tan turbulento para el londinense (según afirmó en su propia página web) que le llevó a poner fin a Pure Love y arrancar su proyecto más personal. Bajo el nombre de Frank Carter & The Rattlesnakes, el hipertatuado cantante regresa tras sus pasos para ofrecernos su disco más duro, potente, sucio y cabreado. En “Blossom” le escuchamos gritar, escupir, respirar exhausto y desgarrarse por dentro, y lo mejor es que todo ello suena tan sincero como cada paso musical que Carter ha dado hasta el día de hoy.

Acompañado por unos The Rattlesnakes que cumplen con creces en su cometido y suenan tan aplastantes y contundentes como la situación lo demanda, es el cantante quien se lleva todo el protagonismo en el disco. Grabado en Londres y en el menor número de tomas posibles, contiene temas como ‘Trouble’ o ‘Fangs’, que recuerdan directamente a los primeros (y mejores) Gallows, canciones como ‘Loss’, que son puro hardcore a tope de revoluciones, y también, a su manera, muchas melodías llenas de intensidad. Como muestra, una ‘Primary Explosive’ excitante desde el primer riff de guitarra, la rockera ‘Paradise’ y su envenenada letra (“Tu paraíso no existe, es una tumba llena de frialdad, pero si hay un paraíso oculto en el cielo espero que no lo veas cuando estés muerto”) o ‘Beautiful Death’, que contiene la parte más melódica del disco y también la más bestial, esa en la que Carter vocaliza desde las mismísimas entrañas. Y por si fuera poco, para cerrar el álbum nos deja esa joya que es ‘I Hate You’, un blues pasado por el filtro punk más sucio y lleno de odio de la historia.

En poco más de media hora Frank Carter nos demuestra que esa bestia que lleva dentro no se ha ido, que tan solo estaba en estado de letargo. “Blossom” tiene todo lo que han dejado de tener Gallows desde su marcha.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.