[Actualidad] Foo Fighters - "Sonic Highways" (2014)

critica nuevo disco foo fighters sonic highwaysSi hay algo que nos ha terminado de quedar claro con "Sonic Highways" es que Dave Grohl es todo un genio del marketing. El lider de Foo Fighters empezó hace unos meses hablando de un tipo de grabación sin precedentes al referirse al nuevo trabajo del grupo, tiempo después desveló que este iba a ser grabado en ocho ciudades diferentes, con sus ocho estudios y sus ocho colaboradores locales y, para rematar la jugada, consiguió que el proceso fuera grabado y emitido en formato serie ni más ni menos que por HBO. Una canción nueva cada semana y un capítulo nuevo un día después. Conclusión: semanas y semanas hablando del disco de Foo Fighters. Una publicidad inmejorable pero que tal vez ha acabado siendo contraproducente.

Con las expectativas por las nubes llegamos al pasado 11 de noviembre, fecha en la que se publicaba el álbum al completo, y la sensación de ligera decepción fue inevitable. "Sonic Highways" no es el peor disco del grupo, pero está muy lejos de ser el mejor y viene precedido de uno ("Wasting Light") que estaba demasiado cerca de serlo.

La primera parte del álbum (curiosamente la que adelantaron antes de publicarlo) es bastante acertada. 'Something From Nothing' es un tema que va creciendo con los minutos y también con las escuchas. Que arranca suave pero que termina en un punto alto de intensidad y que incorpora en la parte central unos sintetizadores que, una vez asimilados, resultan novedosos. Le sigue 'The Feast and The Famine', que aporta el punto de agresividad y rapidez necesario para mantener el nivel. Y tras esta llega 'Congregation', un tema que recuerda a los mejores Foo, a los de canciones como 'Learn to Fly' o 'Time Like This'. Tras estas, el resto del disco resulta algo dubitativo.

En 'What Did I Do? / God As My Witness', el tema en el que colabora Gary Clark Jr., se les va la mano un tanto con la épica y aunque hará las delicias de los amantes del rock más clásico parece desentonar algo. Todo lo contrario que 'Outside', que supone el momento álgido de la segunda mitad de disco. Un tema oscuro, con una línea de bajo predominante que, de nuevo, recuerda a los mejores Foo, esta vez a los de temas como 'Everlong'. Y tras esta afrontamos la peor parte del disco, la formada por 'In the Clear', 'Subterranean' y los excesivos siete minutos de 'I Am a River'. Tres temas bastante lineales y entre los que se echa de menos algo de garra y mala leche. Un segundo 'The Feast and The Famine' en esta parte final habría venido bien para romper la monotonía.

"Sonic Highways" no es para nada un mal disco, pero debería haber sido uno mucho mejor.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.