[Actualidad] Crocodiles - "Love Is Here" (2019)

love-here-crocodiles-discosCon la excusa de su inminente visita a nuestras fronteras, qué mejor momento para repasar "Love Is Here", el último disco de los norteamericanos Crocodiles. En esta entrega en larga duración, séptima en su discografía, Brandon Welchez y Charles Rowell siguen experimentando con distintos sonidos sin casarse definitivamente con ninguno. Y tal vez sea esa una de las señas de identidad de este camaleónico dúo con nombre reptiliano. De sobra conocidos son ya sus devaneos con las guitarras más distorsionadas y oscuras, con las que por momentos se acercan a The Jesus and Mary Chain. O lo que es lo mismo, los mejores maestros de la historia en estas lindes sonoras. En este universo tenebroso y melódico a partes iguales se esbozan la directa 'Heart Like a Gun', la negruzca 'I Was a Fly', la frenética 'Lone is Here (The End Is Near)' o 'Wait Until Tomorrow', ese hitazo cargado de guitarras que podría recordar por momentos a la cara más dulce de los hermanos Reid. Un lado más pop y directo al pelotazo que jamás desprecia el rock and roll. Prueba de ello es esa bomba nuclear que abre el disco, la bien llamada 'Nuclear Love'. Una auténtica explosión de ritmo donde las voces llenas de reverb y las guitarras levantan un muro de sonido en el que encontramos ladrillos de todas las marcas posibles: desde The Strokes o The Only Ones hasta los propios Stooges y su punk garagero.

Siguiendo su particular visión apocalíptica del mundo con el amor de por medio, Crocodiles se acercan a la psicodelia más vanguardista con 'Exit My Head', un tema que perfectamente podrían firmar Deerhunter. Sendero sonoro que retomarán más adelante llevándose lo psicotrópico a un terreno mucho más tropical pero igualmente amargo en esa 'Rats d'amour' de alma garage. No falta tampoco en estos pasajes más lisérgicos un cierto aroma al rock elegante de los últimos Arctic Monkeys, una sombra que planea sobre 'My Far Out Friend' y se extiende a prácticamente todo el álbum, volviendo de nuevo a ser más patente en la fantástica 'Prisioners'. Todo un temazo que te atrapará de primeras con su magnético riff de guitarra y esa cadencia tan clásica como melancólica. Cierre perfecto de un nuevo capítulo más que disfrutable. Uno de esos que con toda seguridad ganará enteros en directo. Pronto lo sabremos.

Sobre el Autor

Luis Arteaga
Luis Arteaga

Todavía te debo una disculpa, no te devolví el cuchillo nunca.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.