[Actualidad] Caribou - "Suddenly" (2020)

critica disco caribou suddenlyDan Snaith está de vuelta, seis años después, con un nuevo disco de Caribou. El músico canadiense nunca ha dejado de compaginar sus sesiones de club con esta aventura mucho más de “banda” y es con ella con la que sin duda nos da las mayores alegrías. “Suddenly” es su nuevo artefacto sonoro y en él nos encontramos al mejor Snaith, siempre reconocible pero siempre lejos del estancamiento. Doce canciones en las que la política, el Brexit y la situación actual del mundo se cuelan inevitablemente, porque no podría ser de otra manera si eres un artistas sensible y con los pies en el suelo, y se entrelazan con temas mucho más personales, como su relación con las mujeres que le rodean, la muerte repentina o el fin del amor. Todo ello se lo lleva a su terreno y lo aleja de la oscuridad llenandolo de luz a base de música. Una terapia con la que salir a la calle mirando hacia arriba. 

También en contacto con la actualidad musical, “Suddenly” lleva a Snaith a acercarse a terrenos soul con temas como ‘Like I Loved You’ o la maravillosa ‘Home’, en la que su voz bailan con la de Gloria Gaynes a través de un sampler y que le acerca a propuestas como la de Rhye. En ‘Sunny’s Time’ es un rapeado el que se desata sobre un piano que se va perdiendo en la lejanía y en ‘New Jade’ lleva la iniciativa un ritmo de percusión frenético que conecta a la perfección con la calidez del estribillo, con el que me recuerda ahora a los Junip de José González. En ‘Lime’ nos sorprende con unos marcados aires latinos y canciones cómo ‘Magpie’ o ‘You and I’ nos muestran su cara más pop, la que invita a moverse lento y dejarse llevar, siempre alerta porque en cualquier momento puede llegar el break instrumental o las voces robóticas. Y tampoco falta el Caribou de siempre, el más house y con la mirada en la pista. Ahí está ‘Never Come Back’ invitando al desmelene comedido o la puramente bailable ‘Ravi’ para que los fans más antiguos no desconecten de esta nueva versión del grupo.

A pesar de ser un disco al uso, con sus silencios entre canciones, “Suddenly” se disfruta como un nueva sesión continúa, que se abre con la dulzura onírica de ‘Sister’, en la que incluso escuchamos una grabación de la madre de Snaith, y se cierra con ‘Cloud Song’, minimalista, delicada y con un final demoledor (“Si me quieres ven y abrázame, dime qué hacer. Estoy roto, cansado de llorar, solo abrázame”).

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.