Jeremy Enigk + The New Raemon @ Costello Club (Madrid) 10-11-2016

cronica-concierto-jeremy-enigk-the-new-raemon-costello

Todavía me recorre un escalofrío al recordar la anterior, primera y única vez que había visto hasta ahora a Jeremy Enigk sobre un escenario. Fue en 2009 y la voz de los enormes Sunny Day Real Estate vino a España para grabar en Sant Feliu el que hasta ahora es su último disco de estudio, “Ok Bear” (o “Vale Oso” en su edición española), y junto a parte de Madee y los hermanos Santi y Víctor García como banda nos caló hasta los huesos derrochando intensidad, energía y emociones. Sobre todo de esto último es de lo que siempre ha ido sobrada su música, tanto con Sunny Day como con The Fire Theft o bajo su propio nombre. Es por eso que una nueva visita del de Seattle a nuestro país se convertía rápidamente en cita obligada y las entradas para su paso por la pequeña Costello de Madrid no tardaban en agotarse.

En esta ocasión llegaba armado solo con su guitarra y una vez más acompañado por Ramón Rodríguez, su conexión más clara y estrecha con nuestro país y que hacía las veces de telonero, también en formato acústico. A The New Raemon lo hemos visto ya en todas sus facetas y en todo tipo de escenarios pero siempre es agradable volver a encontrarse con sus canciones en cualquiera de sus vertientes, y esta vez no fue una excepción. Sin recurrir a muchos de sus temas más reconocibles y con ‘Reina del Amazonas’ como unico “hit” de los tres que afirmó tener repasó su último “Oh Rompehielos”, recordó con ‘Lo Bello y lo Bestia’ el inexplicablemente incomprendido “Libre Asociación” y no se olvidó de su banda sonora para “La Pols” y la ya lejana “Dimensión Desconocida”, con la amable ‘Estupendamente’ por bandera. No sonó esta vez ‘Tú, Garfunkel’, ni ‘La Cafetera’, ni tampoco la siempre requerida versión del ‘Te Debo un Baile’ de Nueva Vulcano, pero no hizo falta. Con un repertorio tan sólido a sus espaldas cualquier concierto de The New Raemon se convierte en celebración y este no fue una excepción.

Tras él aparecía Jeremy desde el fondo de la sala y entre un pasillo de gente subía al escenario para dejar claro que la intensidad le acompañará toda su vida haga lo que haga. Su voz ha ganado en tonos graves con el paso de los años pero no ha perdido ese peculiar y reconocible timbre que hizo de Enigk una de las voces más interesantes del emo en los noventa. Como un homenaje a aquella década, centró la primera parte de su repertorio en su primer disco en solitario, un “Return of the Frog Queen” que ya avanzaba en el 96 por donde iban a ir sus siguientes pasos musicales, para después recordar sus imprescindibles trabajos con Sunny Day Real Estate. Tras presentar algún tema nuevo recogió los vítores del público con la simple mención de la que fue su banda y tras rematar con ‘Song About an Angel’ y la seminal ‘In Circles’ se despidió visiblemente agradecido de una audiencia a la que le faltaban manos para aplaudir como se merecía el momento que acabábamos de presenciar. Eterno Jeremy Enigk.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.