Club del Río @ Teatro Barceló (Madrid) 24-10-2018

noticias-conciertos-madrid-club-rio

Aderezando la espera y devolviendo a los shows en vivo una figura ya olvidada, un presentador abría la velada entre chascarrillos cómplices con parte del público. Primer síntoma de que en ese Teatro Barceló lleno hasta la bandera se respiraba mucha camaradería entre el grupo y una audiencia, joven y notablemente homogénea, que día a día incrementa sus filas. Un sentimiento de familiaridad hogareña que también se encargaba de realzar una gran alfombra en mitad del escenario, invitándonos a entrar hasta el fondo del salón y dándonos la bienvenida definitiva a este Club del Río.

Una vez dentro, la cadencia acogedora de los ritmos latinos tomaba la iniciativa, y es que sin duda uno de los elementos más característicos de Club del Río son las percusiones que ofrecen desde el fondo del escenario Juan Feo y Juan Serra. También el teclado de Álvaro Baños, agazapado siempre tras la colorida guitarra de Adriano Pezzi pero añadiendo algunas de las notas diferenciadoras de este grupo. Magistrales en estos compases, ‘Natural’ se llevó la palma haciendo imposible no mover los pies con este son cubano rescatado de su primer disco. Un álbum que también nos dejaría otro de los momentos más brillantes de la noche, protagonizado por las magnéticas voces de Esteban de Bergia y Ede, invitada especial del Club para interpretar a dúo la emotiva ‘Loboamigo’. Poco antes de esta colaboración, la banda madrileña presentaba a María de Flor, violinista que se unía a las voces junto a Esteban en una ‘Luz de Mañana’ que se sintió más intima que en el estudio al ver la buena química de ambos sobre las tablas.

blog-musica-independiente

La conexión entre la banda y su público quedaba patente en cada letra, que sin importar el álbum del que se tratase, era coreada palabra por palabra. Algo que fue aún más significativo en ‘Montaña’ y sobre todo en esa maravilla vitalista titulada ‘Remedios’. En ella, la armónica de Álvaro Ayuso abría el camino para que Esteban llevará la canción a su esencia más gospel para terminar siendo cantada a capela y entre palmas por todos los feligreses del club. Momento álgido de una noche en la que aún quedaría tiempo para emocionarnos en voz de Juan Serra con ‘Solo por un Instante’, de sensual cadencia latina y con una dedicatoria especial a su padre, compositor de esta joya que ahora pertenece a la banda madrileña. Unos recuerdos que, quedando todo en familia, también extendieron más adelante al anterior bajista del grupo Jacobo de la Viña.

Entre medias, los bailes y el sudor se apoderaban de una pista en la que el tropicalismo de “Tierras de Aquí, Tierras de Allí” y, en particular, la despreocupaba e imparable Bahama Mamma nos brindaban algunos de los temas más disfrutables de “Sustancia”. Con un final que dejó a todo el público pidiendo los bises, la fiesta terminaba por todo lo alto en la calle, a la puerta del Teatro Barceló con Esteban cantando entre una multitud de fieles seguidores del club, que una vez más salían de allí con una sonrisa de oreja a oreja.

Club del Río

Sobre el Autor

Luis Arteaga
Luis Arteaga

Todavía te debo una disculpa, no te devolví el cuchillo nunca.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.