[Actualidad] Courtney Barnett – “Tell Me How You Really Feel” (2018)

reseña nuevo disco courtney barnett tell me how you really feelSin prisa pero sin pausa la australiana Courtney Barnett sigue conquistándonos poco a poco. Comenzó a hacerlo con la publicación de sus primeros epés, llenos de crudeza e inmediatez, siguió con el lanzamiento en 2015 de “Sometimes I Sit and Think…”, uno de nuestros discos favoritos del año, aprobó con nota en su fusión con Kurt Vile para “Lotta Sea Lice” y aquí está, en 2018, con su segundo larga duración en solitario.

“Tell Me How You Really Feel” se abre de manera pausada con ‘Hopefulessness’, grito pausado en el que nos dice que también está bien tener un mal día de vez en cuando antes de atravesarnos con un explosivo final repleto de distorsión. Perfecta apertura para un disco algo menos jovial que sus predecesores en el fondo pero no tanto en las formas, lo que le lleva a mantener el buen gusto por los estribillos pegadizos. Para muestra, temas como ‘City Looks Pretty’, en la que narra la soledad y peculiaridad de (con)vivir con desconocidos en una gran ciudad, o una ‘Nameless, Faceless’ que no pasa por alto el maltrato de género con ese elocuente “los hombres tienen miedo de que las mujeres se rían de ellos y las mujeres tienen miedo de que las asesinen”. Una frase inspirada en una entrevista a Margaret Atwood, autora de “El Cuento de la Criada”, tan cruda como realista y que contrasta con el tono desenfadado en lo instrumental de la canción. Mucho más agresiva suena en cortes como ‘I’m Not Your Mother, I’m Not Your Bitch’, bofetada de menos de dos minutos en la que conecta con el espíritu riot grrrl y el sonido sucio de principios de los noventa, o en la amarga ‘Need a Little Time’, densa y contundente. Y para la recta final del disco nos reserva ‘Help Your Self’, auténtica joya de la colección gracias a ese constante juego de preguntas y respuestas entre su voz y las guitarras, unos sutiles arreglos de teclados y la súbita aparición de los vientos.

“Tell Me How You Really Feel” suena a disco sincero, a canciones de las de abrirse en canal y con unas letras para recorrer de arriba a abajo en las que, como reza su título, Barnett parece preguntarse a sí misma cómo se siente realmente. Terapia musical para almas desbocadas.

Sobre el Autor

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Su dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.